Mi padre, los toros y el Papa

Perdí a mi padre cuando acababa de cumplir nueve años. Mis recuerdos son vagos; su voz desapareció. La capa que llevaba asiduamente, su porte, los tengo más presentes. Sin embargo, las escasas imágenes que conservo de él están relacionadas con el toro. Había sido belmontista y se prendería de Manolete. Notario, en su oficina en […]