Trump, para variar, en la picota

En los meses veraniegos hay pocas noticias. Los órganos de información tienen poco que llevarse a la boca. Eso explica que este verano nos hayan dado la matraca hasta el agotamiento con que Bale tenia que irse Del Real Madrid aunque esté muy plácidamente jugando aquí al golf, que el Barsa va a tener difícil fichar a Neymar y otros acontecimientos trascendentales como el amor de Zidane por Pogba. Es de pena la cantidad de veces que hemos tenido que leer la misma idea.

Un buen sustituto en la escasez es Trump. El presidente de Estados Unidos es supremacista y, con frecuencia, ha tenido frases poco afortunadas, y estoy siendo diplomático, sobre los mejicanos etc…El terrorista de estos dias en Texas puede haber encontrado aliento en las opiniones del Presidente aunque el joven criminal lo niegue. Ahora bien, dar el espacio que damos aquí a las frases de Trump y asignarle de tal forma responsabilidad en los hechos es algo que hay que buscar en los medios políticos de izquierda del propio Estados Unidos para ver una similitud. La prensa europea es más parca.

Veamos el tema de la alegre posesión de armas que existe en Yanquilandia. Está solemnemente recogida en la Constitución, Enmienda II, aprobada antes que aquellas que daban el voto a los negros y a las mujeres, los sondeos frecuentes muestran que los estadounidenses no quieren que se elimine y, lo que es más importante, Trump no la ha resucitado aunque no haya hecho nada para eliminarla. Tampoco lo han hecho sus predecesores, porque vieron que era una batalla perdida o porque les gustaba pero ahí está aunque los europeos la consideremos demencial. Trump, como mucha derecha yanqui, puede contemplar complacido su existencia pero no la inventó. Tampoco ha inventado el muro aunque sea una medida muy costosa para lograr los fines que el busca. No los logrará en buena medida.

Y ahora tenemos que México va a pedir la extradición del asesino por haber matado a unos ocho mexicanos. Y aquí ya se empieza a apuntar que el cernícalo de Trump se negará en rotundo. Y yo digo, ¿ sólo Trump?. ¿ No ha sido un crimen cometido en Tejas, es decir Estados Unidos, y en el que han muerto ciudadanos estadounidenses, dos razones jurídicas de peso ? ¿ Consideraría nuestro gobierno y nuestra judicatura con simpatía la entrega del asesino en esas circunstancias si el delito se hubiera perpetrado aquí ? Tajantemente, no.

La petición del gobierno mejicano tiene algo de brindis al sol para consumo interno. No habrá decision de Trump, no va a entrar en el asunto, y no se le puede despellejar por ello. Culpemos al ególatra presidente de las cosas de las que es culpable y dejemos de encontrar un pretexto para hacer titulares y lucirnos cuando no lo es.