Novedades en los Oscar de Hollywood

La fastuosa ceremonia de entrega de los Oscar de Hollywood viene perdiendo paulatinamente audiencia televisiva aunque aún la vean en directo bastantes millones.

El anuncio este martes de los candidatos en la diversas categorías trae una serie de primicias. La primera es que una película en español, “Roma” del mejicano Cuarón parte como favorita. Nunca había ocurrido. Ha sido seleccionada en diez categorías mientras que la que podía hacerle sombra “Ha nacido una estrella” sólo en ocho y con ausencia en alguna de las importantes ( Su director Bradely Cooper no ha sido ni siquiera nominado lo que es una mala señal para la película. Cuarón sí está entre los finalistas). La segunda es que Roma ha sido estrenada en muy pocos cines porque fue concebida para Netflix. De ganar la estatuilla sería también la primera vez que una mujer hispana Gabriela Rodríguez recoge el galardón de productora . Cuarón también ha logrado que la protagonista de su film Yalitza A. y la actriz secundaria estén entre las candidatas al Oscar.

Es también infrecuente que un largometraje (“Black Panther”, siete nominaciones) sacado de una historia de dibujos animados llegue a la final. Es la segunda vez en la historia.

Esta vez los artistas de color no han sido marginados. Además del buen director Spike Lee (con “Blackkklansman”) hay actores negros entre los candidatos.

No ha funcionado sin embargo la paridad de géneros entre los cineastas, guionistas, técnicos yanquis seleccionados lo que avivará las acusaciones feministas contra los magnates de Hollywood. Estos replican parsimoniosamente que la selección la hacen los miles (hombres y mujeres) de miembros de la Academia y que, de otro lado, si hay más protagonistas masculinos en los films de éxito es porque llevan más gente a los cines. Más dinero, en definitiva. Sólo en cortometraje y en película extranjera( otra vez una libanesa) hay mujeres directoras candidatas

El éxito de los cineastas mejicanos, en los últimos seis años cuatro o cinco veces los directores de ese país han ganado o coqueteado con la codiciada estatuilla, nos hace examinar nuestro caso. Debe hacer unos once años que España no ha pasado el corte, es decir que en ese período los films nuestros no han sido ni siquiera finalistas. Únicamente el cortometraje “Madre” de nuestro compatriota Rodrigo Sorogoyen está en la carrera final en este edición. Ojalá tenga suerte.