El agravio canario y un mensaje fatídico

La diputada canaria Oramas con la franqueza que la caracteriza ha hecho en las Cortes una intervención que debería mostrarse en las escuelas como ejemplo de coherencia, de claridad y de ética.

El pequeño parlamento que debe haber sido visto ya por centenares de miles de personas pone en evidencia al gobierno del doctor Sánchez por escabullirse en sus compromisos, formales y firmados, con Canarias mientras se da el pico y muestra largueza con los dirigentes separatistas catalanes. Es un golpe bajo a la economía, los presupuestos y las obras públicas en las islas Canarias. A la relación armoniosa con las islas.

Oramas dice verdades como puños. Que Sánchez miente y falta a sus compromisos es algo conocido pero ella lo subraya con contundencia.  Que se vende por una foto con los separatistas para poder garantizar que se aprueban los presupuestos de su gobierno también es recordado. Que el doctor Sánchez tiene escasos escrúpulos es asimismo cada vez más patente.

Hay algo más novedoso y más grave en lo que revela la convincente diputada canaria : el presidente del gobierno se fuma un puro con la solidaridad entre las comunidades españolas si ello ha de redundar en su permanencia en el poder. (Y los diputados o senadores canarios de su partido se callarán). Y más bochornoso aún: si eres una comunidad responsable y aplicada te tratarán con frialdad. Ahora bien y este es el mensaje que recalca con razón Oramas: “si eres independentista, si revolucionas a tu comunidad, si actúas de forma irresponsable” (un buen retrato del tándem Torra-Puigdemont) serás oído, adulado y recompensado. El golpista obtiene más mimos que el que respeta la ley.

Un mensaje funesto para el bien de España.