Zapatero golpea de nuevo

Nuestro antiguo Presidente del Gobierno tiene una veta adanista (“yo fui el primero que...”) y le encanta hacer frases. La mezcla puede ser explosiva. Recuerdo una de sus sentencias poéticas cuando me encontraba en Nueva York. El Presidente en ejercicio hizo una visita a Méjico y en las cercanías de la frontera de Estados Unidos, al ser preguntado por el muro, le entró la lírica y exclamó que no había muro que no pudiera ser superado por la solidaridad, la amistad entre los pueblos y bla, bla, bla... Un estadounidense un poco picajoso y conocedor de España me abordó en una cena, un tanto irritado, preguntándome por qué mi Presidente hacía frasecitas que encubrían una crítica obvia a Estados Unidos por tener un muro cuando él tenia dos parecidos, uno en Ceuta y otro en Melilla.

Defendí con torpeza a Zapatero porque el desliz era evidente.

Podrían citarse más ejemplos de declaraciones peregrinas pero basta con la de hace un par de días cuando le ha contado a un periódico que los responsables de la chapuza y consecuencias del referéndum catalán no son golpistas, que él anima a Sánchez a proseguir el diálogo y bla, bla, bla.

Pocos observadores en el mundo occidental, si ocurriese lo de octubre el año pasado en su territorio, vacilarían en tacharlo de golpe de estado. Poquísimos, aunque algún juez belga, mirando a nuestro país y conservando la imagen franquista de la “pintoresca” y estrafalaria España, juegue con la idea de que lo que ocurrió es algo de menor trascendencia.

En abril del 2006 Zapatero, en una entrevista en la que fue preguntado si el se sentiría responsable si al cabo de 10 años Cataluña se embarcase en un camino de ruptura con el estado, se puso poético y espetó: “dentro de 10 años, España será más fuerte y Cataluña estará más integrada”.

Ahora, se enfunda la túnica de eminente constitucionalista y le hace el juego a los separatistas por partida doble. De un lado los refuerza ante su hinchada. De otro, sus manifestaciones harán irremediable eco en algún medio de prensa extranjero y proporcionarán munición a los lobbies de la Generalitat que venden en el exterior que España no es un país democrático y que los jueces españoles están mediatizados por el poder ejecutivo ¿Qué pensarán nuestros magistrados cuando se les socava de ese modo?.