Los misterios del fútbol y del Madrid

Parece como si el Mundial hubiera terminado hace ya más de medio año y empiezan a olvidarse los interrogantes sobre la pobre actuación de España. Que fuera Rusia, uno de los cuatro peores equipos del campeonato, quien nos eliminará es casi patético, que nos tuteara Egipto sorprendente, que la providencia nos ayudara el día de Irán insólito…Uno tiene la impresión de que España tuvo mala suerte en el sorteo, los equipos flojos que se cierran son funestos para nuestra selección, los que tienen fútbol, los que atacan nos habrían dado muchas más posibilidades.

El Real Madrid, en este descanso veraniego, también ofrece incógnitas que desconciertan. No está clara la espantada de Zidane, el vértigo ante el triunfo no parece causa bastante, algo más explicable, dado el ego del portugués, resulta la salida de Cristiano pero totalmente desconcertantes resultan los devaneos de Modric. ¿ De verdad quiere irse a un club con inferiores perspectivas ? No puede hacerlo solo por razones económicas, los del Bernabéu le mejorarán la ficha a la altura de lo que ofrezcan los italianos. ¿Es imaginable que teniendo una cláusula de 750 millones alguien sostenga, ¿ con fundamento?, que el Presidente madridista le prometió que si tenía una oferta interesante el Club lo dejaría marchar por muchísimo menos ? ¿ Se ha convertido el Madrid en una institución de beneficencia que en cuanto una figura importante insinúa que quiere cambiar de aires se le vende por un precio muy inferior a lo que vale?

Puede que, dado que los periódicos tienen poco de que escribir en esta época veraniega, todo sean habladurías sin base, pero hay que recordar que la marcha de Modric sería en estos momentos un desastre.
Estoy tan desconcertado como el primero. No entiendo la obsesión por Courtois dada la solidez de Taylor y estoy perplejo al ver que no se cubre la baja de Cristiano. El equipo blanco tiene poco y gol y creer que Bale puede ser el sustituto del portugués es estar en la luna. Su representante dice que estaba frustrado con Zidane porque lo marginaba siendo uno de los tres o cuatro mejores jugadores del planeta. Bendita ilusión, si hiciéramos una encuesta entre entrenadores, jugadores y aficionados Bale aparecería, no entre los cuatro primeros sino entre los SESENTA mejores jugadores del mundo. Quizás el 53 o 54. ¿Puede ser titular indiscutible frente a un Hasard, un Cavani o un Isco?