Las mujeres pisan hoy más fuerte en Hollywood

Este año, en Hollywood, habrá menos quejas de los que defienden la paridad de género. Las feministas estarán satisfechas. Un número desusado de las 10 películas que aspiran al Oscar (la Academia hace unos años, a la vista de la pérdida de audiencia de la ceremonia, optó por nombrar a diez finalistas en lugar de las cinco tradicionales) tiene como estrella destacada a una mujer. Meryl Streep en “Los papeles del Pentágono”, la inmensa Frances McDormand en “Tres anuncios en las afueras”, Saoirse Ronan en “Lady Bird”, etc… Yo diría que el Oscar en esta categoría irá a la McDormand, Meryl Streep está muy bien en su papel de propietaria del “Washington Post”, pero los académicos pensarán que ya tiene varios Oscar y 21 nominaciones y reconocerán que la protagonista de “Tres anuncios…” una película interesante situada en la América profunda estadounidense, lo borda.

La abundante cosecha de figuras femeninas en papeles de postín rompe un tanto la creencia de que Hollywood es esencialmente machista, un lugar donde las mujeres cobran menos que los hombres y obtienen papeles más mediocres. Los productores replican a esto que desde los tiempos de la prehistoria los varones son más taquilleros que las hembras y un productor está obligado a defender su inversión.  Por otra parte, Greta Gerwig (“Lady Bird”) es finalista como mejor directora, la quinta mujer de la historia, de las cuales sólo una, Kathryn Bigelow, ha conseguido el Oscar.

Hollywood ha optado por lo políticamente correcto en el año en que vivimos con el  acoso sexual. El actor James Franco, galardonado recientemente en unos premios relevantes, no es ni siquiera mencionado entre los finalistas. Si lo es Denzel Washington, su novena nominación, en lo que puede ser un guiño merecido a los actores de color.

La película con más nominaciones, 12, está dirigida por el mejicano Guillermo del Toro (“La forma del agua”) quizás el hispano parlante más galardonado por Hollywood en su historia. Otras con varias nominaciones son “Dunquerque” y Tres anuncios.

La selección global es, para otros, un tanto rompedora pero dentro de un orden. “Los papeles del pentágono”,  la cinta, tácitamente, más anti Trump, es finalista en sólo dos categorías y no en  las de mejor película y mejor director.