Los medios extranjeros y los atentados

636390116256757391w

Las malas noticias son siempre noticia y pocos sucesos de España en los últimos años habrán llamado tanto la atención de los medios informativos extranjeros como los atentados de Barcelona y Cambrils. Ninguno, en realidad.

El relato empieza a dejar la primera página en diversos países, donde curiosamente siguen apareciendo las vicisitudes de la huida del Club de fútbol Barcelona del futbolista Neymar, pero continúa siendo muy comentada en otros. Especialmente desde que ha trascendido que los terroristas planeaban atacar la Sagrada familia.

En muchos de los medios británicos, franceses, italianos o estadounidenses se coincide en que hay que rechazar la fábula de que los terroristas golpearon en Cataluña como represalias porque un país occidental, España, este muy involucrado en la lucha contra el Isis. Se subraya que esto tiene escaso fundamento. Nuestro país no participa de forma protagonista en esa batalla y los efectivos que tenemos en la misma, 450 como instructores en Irak..., son reducidos.

La segunda conclusión es que España y más concretamente Cataluña constituyen una piedra angular en la planificación de ataques islámicos en Europa. Se habla de la concentración de población musulmana en esa parte de España y alguno subraya lo que ya ha escrito más de un periódico español, la abundancia de musulmanes en tierras catalanas obedece no solo al desarrollo económico de la zona sino a la política seguida por los dirigentes de la Generalitat muy interesados en no atraer emigrantes de habla española.

Se insiste en que habrá más atentados en Europa, el ISIS está perdiendo la batalla en Irak y Siria y precisamente por eso tiene que dar coletazos que muestren que sigue existiendo y es dañino. No se puede predecir donde ocurrirá un nuevo hecho luctuoso y de qué modo se llevará a cabo. Los terroristas evolucionan en sus métodos, innovan y se amoldan a las circunstancias.

Algún periódico francés-Francia es el país en que la notica sigue viva mientras en Estados Unidos se apaga al recuperar Trump el protagonismo noticioso con sus declaraciones esta vez menos controvertidas sobre el mantenimiento de la presencia militar en Afganistán-pone de manifiesto que las autoridades galas son las que han elaborado leyes que les permiten desplegar una vigilancia más activa en el seguimiento y neutralización de los terroristas potenciales. Los franceses están escaldados después de la cadena de atentados del pasado año y su opinión pública parece no soliviantarse con el aumento de las escuchas telefónicas, prolongación de los tiempos de detención, etc...

Por último se indica que aunque la policía catalana ha sido eficaz, resulta extraño que una célula de nada menos que doce terroristas estuviese montando un siniestro complot durante un año y que esa policía eficiente en la captura no hubiera captado ningún indicio para desbaratar el plan. Si en Estados Unidos el 11 de septiembre falló la coordinación entre la CIA y el FBI pronto aflorará en los medios internacionales el interrogante de sí la coordinación entre las fuerzas del orden catalanas y las estatales ha sido la adecuada y quien ha fallado.

Sobre el autor de esta publicación