La guerra de las galaxias, la OTAN y España

El jueves y el viernes los 28 países de la Otan celebran una importante reunión en Varsovia. Van a tratar del despliegue del escudo antimisil que protegerá la Alianza, contra las asechanzas de Irán o cualquier otro país islámico o …contra las de Rusia. El ejemplo de Corea del Norte que se ha dotado de misiles de considerable alcance se va a propagar en el mundo y los miembros del pacto que dirige Estados Unidos deben precaverse.

Parar los misiles ya no es un cuento cinematográfico o ciencia ficción. Los Estados Unidos se han gastado casi 200,000 millones de euros en el desarrollo del sistema, seguirán haciéndolo y aunque el escudo tiene algún coladero, la protección va a existir para las cinco clases de misiles, los de muy corto alcance, es decir 200 kilómetros, de corto, de medio, 3,500 kilómetros, los intercontinentales, más de 5,500...

El sistema defensivo permite detectar el sitio y momento del lanzamiento, minutos más tarde la trayectoria, luego los interceptores que lo destruyen. Para algunos de alcance medio el tiempo de interceptación sería de 11 minutos en los que no sólo se localizaría el misil y su trayectoria sino que habría que tomar la decisión de actuar. En otras misiles el tiempo de interceptación se reduce a tres minutos.

El acuerdo al que se llegó con Irán retrasa la amenaza que planteaba ese estado. Lo grave, como es sabido, es no sólo disponer de un misil eficaz sino de contar ya con el arma nuclear. En este último punto, evitar el cocktail misil y arma nuclear, se ha ganado un tiempo precioso con los ayatollas.

En la OTAN, ¿ cómo no cuando se trata de 28 países?, las divisiones son evidentes. Las hay sobre quien es el enemigo al que vigilar; para los países bálticos y Polonia sería evidentemente Rusia. Las hay sobre el costo, algunos países piensan que lograr un escudo totalmente eficaz sería ruinoso, inasumible. Y las hay sobre el control de todo el sistema: ¿ se dejaría en manos estdounidenses o lo ejercerían todos los miembros colectivamente, como sugiere Francia?. En Varsovia, habiendo los 28 aceptado ya que los antimisiles son una misión de la Otan, sólo se desbrozará el terreno en alguno de los temas importantes.

Obama viene pregonando que la construcción de todo el sistema debe hacerse de forma escalonada. España ya aceptó formar parte de la primera etapa admitiendo cuatro navíos estacionados en la base de Rota con ese propósito. Es un lugar que visitará el presidente americano a fines de esta semana. Veremos cómo es allí recibido. Para bastantes personas en nuestro país todo lo que huela a Estados Unidos, aunque aumente la seguridad española, apesta.