Culebrón en el palacio del Eliseo

Es la comidilla de la clase Política francesa, ha borrado momentáneamente de la edición digital de los periódicos a las elecciones legislativas del país vecino, a la crisis económica y por supuesto al triunfo de Nadal que nunca ha sido santo de la devoción de los parisinos. El empate de Francia con Inglaterra en el europeo también ha pasado a segundo plano. Los franceses aun no han digerido el folletín, con ribetes judiciales, de Strauss Kahn, que podría en estos momentos ser Presidente de la Republica si no fuera por su carácter rijoso, cuando se enfrentan al culebreen del Eliseo que ha estallado en la tarde del martes y que llena de júbilo a la derecha del país vecino.

Resulta que Valerie Trierweiler, compañera sentimental del presidente Hollande, ha dirigido un twitter a un disidente del partido socialista en el que le muestra su apoyo en su candidatura a las elecciones por el distrito de la Rochelle. La cosa no tendría mayor importancia si no fuera porque el contrincante del disidente Olivier Faloni no es otro que la señora Segolene Royal antigua candidata a la Presidencia y, aquí viene el morbo, antigua compañera de Hollande con el que tiene cuatro hijos

La señora Royal ha sido catapultada a ese distrito, es una cunera, y el disidente ha dicho que hasta ahí podíamos llegar, el lleva años dando el callo en esa demarcación y le parece insultante que la señora Royal por muy ex que sea venga a robarle el puesto. Es un ejemplo conocido de la rebelión de unas bases regionales frente a la imposición del aparato de un partido, Asturias, con el enfrentamiento entre el PP local y el Foro, es un buen ejemplo de que las bases no aceptan siempre los nombres que deja caer la capital por muy conocidos que estos sean. Pero el vodevil francés va mas allá, la primera dama, es decir la atractiva Trierweiler respalda a un político del partido del gobierno que no solo es el del aparato, por lo tanto también el de Hollande sino que se enfrenta a la antigua pareja del presidente.

La derecha se refocila, hay quien dice que esperaba desavenencias intergubernamentales pero no conyugales, otro dice que es un episodio propio de la serie Dallas y dentro de poco saldrán los Borgia a relucir

La izquierda se encuentra en una situación embarazosa. La señora Aubry, mandamás socialista dentro de un orden, repite diplomáticamente que Royal es la candidata del partido y del presidente, que esto es lo único que cuenta. Otros muestran su indignación. Daniel Cohn Bendit proclama que la conducta de la Trierwiler es indecente y el diputado Bianco apunta que Valerie debería aprender de la dignidad que mostró la señora Mitterrand, que tuvo por cierto que tratarse algunos sapos por la vida amorosa de su marido, y dice encontrar indigno lo hecho por la señora Valerie Trierweiler.

Sería interesante saber la reacción de Hollande frente al ir por libre de su compañera. Hay quien dice que dada la personalidad de ella no será la última vez que uno de sus twitters le da un berrinche.