Fidel Castro puede comprarse un coche

Entrados los años ochenta, es decir después de setenta de la instauración del paraíso comunista en la Unión Soviética, estuvimos en Moscú acompañando al Ministro de Exteriores, Marcelino Oreja. Aún reinaba Breznef y el país era un Estado policial. Nula libertad, control total de los ciudadanos, desabastecimiento frecuente de productos esenciales… El paraíso no existía […]