Ahora resulta que las comisiones son legales

Rubiales, el día de la concesión de la Supercopa a Arabia Saudí

Foto: EfeRubiales, el día de la concesión de la Supercopa a Arabia Saudí

España sigue estos días con sorprendido interés el escándalo de las comisiones de dos líderes del futbol, al publicarse esta semana unos audios donde se escucha nítidamente a Piqué negociar con Luis Rubiales las cantidades económicas a repartirse por disputar la Supercopa Española en Arabia Saudita.

Los pájaros implicados son nada menos que el Presidente de la Federación, el inquietante Luis Rubiales, más conocido en esta trama como “El Rubi”, un hombre que cogió la AFE cuando era una ruina y la convirtió en el primer sindicato de los jugadores.

El otro, más polémico todavía, Gerard Pique, alias “Geri”, jugador del Club Barcelona, independentista en lo social y juan carlista cuando le conviene, a quien no le ha importado intentar remover Roma con Santiago para cobrar una comisión.

El tema de tal enfrentamiento de estos pájaros no es otro que el de las comisiones, una práctica que, como reconoce Piqué, “Podemos debatir si es moralmente correcto, pero es totalmente legal” hoy, pero bien que se la hicieron pasar al pobre don Juan Carlos, en su día, por haber “cobrado” presuntamente 100 millones de euros.

La ignorancia de alguna prensa española lo calificó de comisión cuando, en realidad, ese dinero se trataba de una donación del rey de Arabia Saudita, que tampoco es un delito. Pero, al considerar ese dinero de “comisión” (¿entonces ilegal?), se intentaba penalizarle cuando, como estamos viendo estos días, las comisiones son tan legales como las recibidas por Luis Medina y Alberto Luceño. Y las de los turbios Piqué y Rubiales. El único delito de las donaciones y de las comisiones es no declararlo.

Basándose en esta legalidad, “Geri” aceptó una comisión de 24 millones de euros, al parecer con ciertas dificultades de cobrar.

Para lograrlo, no le importó, siendo tan anti juan carlista, contactar con el Rey Emérito para que “engrasara” con su mediación a los saudíes.

Además, cínicamente, justificó su intención de recurrir al Rey “por su papel para conseguir cosas para España”, cuando, en esta caso, fuera para su bolsillo, para ese empresa de su propiedad llamada Kosmos, fundada en 2017, con la que el jugador se lucraría, participando en la organización de eventos deportivos, en este caso por intermediar, como ya digo anteriormente, entre la Federación Española que dirige su amigo Rubiales y Arabia Saudita por la Supercopa y cobrando por la intermediación....¡¡¡24 millones de euros!!!

Cierto es que Rubiales ha rechazado que él haya cobrado un euro de comisión por el acuerdo con Arabia. Tampoco la Federación ha pagado comisión alguna a Piqué, según declaró a García Ferreras en la Sexta.

Pero conocedor de este rumor sobre las intenciones de Piqué, “Tan chulo como Bolaños pero infinitamente más listo”, según Ruiz Quintano, don Juan Carlos se puso en contacto desde Abu Dabi con la periodista Susana Griso, en el momento en que la famosa presentadora del programa matutino de Antena 3 abordaba el espinoso tema de las comisiones. “De eso ... ¡¡¡nunca!!!, fue la respuesta del Soberano ante las intenciones de “Geri”.

Sobre el autor de esta publicación