El desmadrado colegio de Leonor

Leonor

Siempre pensé que a Leonor le convenía salir de la influencia de esa estricta gobernanta que era su madre. Como en su día Felipe de la suya cuando se marchó a Canadá.

Pero aquel internado de Toronto nada que ver con este Atlantic College de Gales en el que, desde hace un mes, vive y estudia la heredera española, un colegio que esta semana se ha convertido en escandalosa noticia por el desmadre y loca fiesta dedicada a la comunidad LGTBI.

¡Las sales por favor!, ha debido pedir Letizia al imaginar a su dulce y tierna hijita en medio de ese desmadre de compañeras y compañeros (el colegio es mixto) despelotados, ellas en bragas y sostén, y algunas, incluso, con los pechos al aire y los pezones cubiertos con dibujos; y los chicos danzando en tanga.

En una de las imágenes aparece la princesa Alexia, la hija de los reyes de los Países Bajos, de 16 años, la misma edad que Leonor cumple este 30 de octubre.

Sabiendo lo exigentes y perfeccionistas que son sus padres ¿son conscientes de haber enviado a su hija al colegio adecuado en el que, como vemos, ¿tendrá contacto con todo tipo de sensibilidades, culturas y sexualidades?

Aunque Alexia que, como ya acabamos de comentar también tiene la misma edad que Leonor nada que ver con su prima lejana (todas las familias reales están emparentadas). Para empezar, se marchó del país en solitario. Con su maleta, su guitarra y sus pantalones vaqueros rotos a la moda. Sin que nadie de la familia real acudiera a despedirla.

El desparpajo de la princesita le ha costado alguna que otra polémica en la prensa de su país. Se trata sin duda alguna de una influencer, un tanto sobrada, diría yo. Su pasión es la moda. Cuando cumplió 15 años, la Casa Real colgó una foto suya donde aparecía con un elegante traje negro y un peinado muy sofisticado. Parecía una modelo con un estilo no muy adecuado a su edad.

A diferencia de Leonor, es una jovencita con un gran desparpajo frente a la cámara como se ve en la fotografía de la polémica fiesta en la que aparece posando luciendo un top rojo lencero.

A diferencia, también, de Leonor, Alexia se educó en colegios públicos, creciendo como una niña más, si es que se puede decir siendo hija de quien es, con su dosis de rebeldía. No solo ha sido pillada fumando sino que ha tenido incluso una cuenta en Instagram donde colgaba imágenes suyas muy provocativas. Su frase preferida es: “Yo no hago moda. Yo soy la moda”. Lo que les digo, un tanto sobrada la muchacha.

Esta princesa tan rebelde ha sido la promotora de la desmadrada fiesta dedicada a la comunidad LGTBI en el colegio de Leonor.

¿Sabían Felipe y Letizia que el lema del centro es “inspirando a los impulsores del cambio”, es decir, formar personas con inquietudes que en un futuro trabajen por mejorar el mundo?

De lo que no existe la menor duda es que la educación que recibirá Leonor nada que ver afortunadamente, con la estricta que recibía de mamá.

¡Menudo cambio! Pero ... por lo que hemos visto esta semana .... tampoco es eso.

Lo que no me cabe la menor duda, es que sus padres tras ver estas imágenes en el Atlantic College, no han debido quedarse muy tranquilos.