El día que conocí a Haya

Increíble la noticia del temor a un secuestro y el espionaje telefónico que el emir de Dubai, Mohamed bin Rashid al Maktum, está ejerciendo contra su ex esposa, la princesa Haya, refugiada en Londres adonde huyó, llevándose a sus hijos, Jalila de 13 años y Zayed de 9.

Conocí y mucho a la reina Alia, esposa que fue del rey Husein de Jordania. Hacía solo unos días de su fallecimiento en accidente de helicóptero, el 9 de febrero de 1977, cuando vi por vez primera a su hija, la princesa Haya, entonces de 3 años.

Con motivo de esta tragedia, los reyes Juan Carlos y Sofía viajaron a Jordania para testimoniarle su pesar al rey hachemita. Testigo fui de aquel encuentro regado por las lágrimas. La amistad entre los dos reyes era muy grande. Ahí está “La Mareta”, la lujosa villa de Lanzarote que le regaló y que hoy disfruta Pedro Sánchez & company.

De aquel viaje, recuerdo hoy la despedida. Fue deseo de Husein hacerlo acompañado de la pequeña Haya, nacida de su corto y fortísimo matrimonio con Alia, y que preguntaba todos los días angustiosamente por mamá y a la que su padre, el rey, le explicaba siempre la misma historia: “Está realizando un largo viaje”. Por eso, cuando al pie de la escalerilla del avión en el que Husein despedía a los reyes de España, Haya le preguntó a su padre: “¿Se van de viaje como mama?”

Cuando el avión real “Pintor Rosales” rodaba ya hacia la pista de despegue, pudimos ver, desde las ventanillas, al rey Husein y a su pequeña hija Haya agitando sus manos para decir adiós a sus amigos que emprendían un viaje del que la pequeña esperaría inútilmente que su mamá regresaría algún día.

Fue deseo del monarca bautizar a las líneas aéreas jordanas con el nombre de Alia, para que “siempre estuviera en el cielo” Así se lo explicó a su pequeña años después.

Haya, con los años, se convirtió en una gran amazona y su pasión por los caballos se fue incrementando. ¡Que lejos estaba de pensar que esa pasión se convertiría en una maldición para ella y sus dos hijos!

Coincidí con ella, en una ocasión, en el restaurante del hotel Dochester de Londres. Me presenté y estuvimos hablando muchísimo de su padre al que ella adoraba.

Con motivo de la World Equestrian Games que se celebró en Jerez de la Frontera, conoce al emir de Dubai, entablando una relación y, más tarde, se convierte en su esposa. El tenía entonces 67 años y era dueño de fincas en Extremadura, Llerena y Alburquerque con cientos de hectáreas.

Pero todo aquello ya pasó y la huida de Haya del país causó gran sorpresa a nivel internacional. Esperemos que la justicia del Reino Unido dicte sentencia que, aparentemente, no va a ser muy del agrado del emir.

¿Se hubiera atrevido a todo lo acontecido de haber vivido el rey Husein, padre de Haya? Creo que no. Husein fue un gran monarca y, sobre todo, muy respetado en los países árabes.