El Rey Juan Carlos, un filón literario

 

Si su hijo Felipe, su nuera Letizia, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, Jaime Alfonsín y la vicepresidenta Carmen Calvo, vuelvo a reiterar, se hubieran leído el artículo 19 de la Constitución, el rey Juan Carlos, sí, el Rey, no estaría en la triste situación en la que se encuentra actualmente ni tampoco sería objeto de la atención de periodistas, escritores, ni del servicio de Streaming internacional, ni del canal premium de Starz, Sony Pictures Television y otras muchas televisiones.

Si mis lectores no lo recuerdan o algunos no lo conocen, o quizá no lo han leído, voy a reproducir, para que entiendan el porqué de traerlo a esta columna hoy y en este preciso momento:

“Los españoles tienen derecho a elegir libremente su residencia y a circular por el territorio nacional. Asimismo, tienen derecho a entrar y salir libremente de España en los términos que la ley establezca. Este derecho no podrá ser limitado por motivos políticos o ideológicos”. Ni familiares.

Todas las personas mencionadas al comienzo de este articulo son los responsables, en una u otra medida, de que el rey Juan Carlos, si, repito, el Rey, esté, desde el 3 de agosto de 2020, en el exilio de Abu Dabi.

Felipe VI por la crueldad de expulsar a su padre de su casa y de su país después de haberlo condenado públicamente, retirandole, incluso, la asignación económica que recibía de los Presupuestos Generales del Estado.

Letizia por ser ¿instigadora? Bien es sabido la poca o nula simpatía que ambos se profesaban. El rey Juan Carlos, lo mejor que de ella decía es que era “una chica muy lista”. Con toda la carga peyorativa del término. Item mas: acusó a Felipe, el día que este le comunicó su decisión de casarse con una mujer divorciada “de cargarse la monarquía”

Pedro Sánchez por presionar a Felipe VI para que echara a su padre de casa y de España.

Carmen Calvo, entonces vicepresidenta del Gobierno, por ordenar a don Juan Carlos abandonar su casa y el país.

Y Jaime Alfonsín, Jefe de la Casa del Rey (¿por qué le odias tanto?),
la persona utilizada por la vicepresidenta para comunicar al rey Juan Carlos, en presencia de su hijo Felipe VI y en el despacho de este en Zarzuela, tan injusta, despiadada y anti Constitucional decisión.

¿Ninguno de ellos conocía el articulo 19?

No tenéis perdón de Dios y encima la Fiscalía ha archivado las tres causas prejudiciales abiertas contra el rey Juan Carlos, sí, el Rey.

Por todo ello y mucho más que un día les contaré, están en marcha un buen número de libros, independiente de todos los que ya están publicados, ficciones televisivas y series documentales. Como escribe mi compañero Eduardo Álvarez, “Juan Carlos se ha convertido en un filón”.

¿Será capaz su hijo Felipe de decirle, como le hizo llegar recientemente, “no es el momento”?

Pues el momento .... ¡¡¡ ha llegado !!!