La sobrina

“Quienes no tienen hijos, Dios (o el diablo) les da sobrinos. Aun teniéndolos, también.

Tal es el caso de Letizia Ortiz Rocasolano, consorte real que teniendo dos hijas, Leonor y Sofía, también dos sobrinas carnales Carla y Amanda, esta última hija de Telma.

Pero la que, de un tiempo es noticia y quebradero de cabeza para la consorte, es Carla, hija de su hermana Erika, encontrada muerta a sus treinta y un años, en la mañana del 7 de febrero de 2007, en el piso de Letizia en Valdebernardo y que ésta le había cedido cuando se marchó para casarse con Felipe.

Se trató de un suicidio, de una ingesta masiva de barbitúricos. Según David Rocasolano, el famoso primo: “La decisión de Erika había sido meditada. La tarde anterior había dejado a su hija Carla, de seis años, en casa de una amiga. Todo muy frio. Muy calculado. Preguntándome si mi prima Erika había sido alguna vez feliz”.

Esa niña a la que David se refiere en su libro “Adiós Princesa” (Ediciones Akal 2013) es hoy una mujercita de veinte años que se ha estrenado como actriz en un cortometraje para promocionar su perfume. Ha sido su primera intervención en televisión.

Su perfume ha sido bautizado con el nombre de “Carla Intense” y el spot se ha rodado en Granada, mi ciudad, con el título de “Carla, una historia de amor con Laura, en un encuentro romántico de ambas en un ambiente vintage bisexual. La joven no deja de promocionar su condición lésbica y los derechos LGTB.

Para esta ocasión, lucía un jumpsuit rojo reciclado de un vestido que llevó en su graduación, zapatos de tacón alto, eye-liner oscuro y labios rojo carmín.

Ante las críticas que despierta ha declarado muy enfadada:

- Estoy harta de que se me juzgue por mi apellido, por mi parentesco. Pero yo no tengo la vida resuelta y me la tengo que buscar. No me siento como ellos, yo soy una persona normal. ¡Toma ya!

“Mi madre, aunque no guardo muchos recuerdos de ella porque yo era muy pequeña cuando murió, estaría orgullosa del camino profesional que yo he tomado pero el 7 de febrero de 2007 dejó este mundo para pasar a mejor vida. Estés donde estés, siempre te querré mamá”.

Su padre Antonio Vigo, ahora casado, es padre de otros dos hijos.

Una pregunta obligada ¿se sentirá Letizia tan orgullosa de su sobrina como Erika si viviera, tanto como Carla piensa?

Se desconoce que relación mantiene la joven con su tía y sus primas hermanas. Para empezar, no existen fotografías que demuestren una mínima relación. No hay que olvidar que la pobre Erika recibía “llamadas histéricas controladoras cuando aparecían algunas fotografías en la prensa rosa de ella con Antonio Vigo”, recuerda David. Erika no había sido capaz de mandarla a la mierda. También a Telma cada vez que abría la boca en un medio de comunicación o se dejaba fotografiar con ciertas compañías”.

Con respecto a su sobrina Carla y su comportamiento como militante de LGTB, a Letizia le importa un carajo o ha cambiado mucho, muchísimo. Pienso que hoy por hoy solo le importan sus hijas, Leonor y Sofia, sobre todo Leonor.

De todas formas, Carla ha declarado que le gustan, para su ropa, los mismos colores que a su tía. Para empezar, en el corto promocional de su perfume, vestía de rojo. Como Letizia.