Mi Semana Santa

Mi abuelo, que era un ilustre magistrado, nunca quiso abandonar Granada, la ciudad en la que había nacido aunque tuvo un padrino, Natalio Rivas, que podía haberle hecho, incluso, ministro. Pero él prefirió quedarse, como muchos granadinos, en su Granada. Salir de Granada, se lo digo a ustedes por experiencia, es vivir y es sufrir […]