¡Mejor así!

La familia Franco ha hecho muy bien. Aceptan entregar al Estado el Pazo de Meiras. Siempre se lo aconsejé en mis columnas. “Porque tarde ó temprano os lo van a quitar. Con sentencia o sin ella”.

Lamento no estar de acuerdo con la magistrada Marta Canales, titular del Juzgado de Primera Instancia de Coruña, que obliga a los nietos de Franco a devolver el Pazo.

Su Señoría considera, injustamente, que aquella donación popular fue una simulación de compraventa que permitió inscribir la finca a su nombre.

No entiendo los argumentos de la magistrada porque es imposible entender con los ojos de hoy lo que los gallegos hicieron hace exactamente...¡80 años!. Y en plena dictadura triunfante cuando toda la maquinaria de los franquistas se había puesto en marcha para regalar al caudillo el pazo.

Lo de compra ficticia no se mantiene. Simple y sencillamente porque se trató de un regalo de Galicia a Franco por... suscripción popular.

Lo que sucedió, Señoría, es que al no llegar con las aportaciones voluntarias, se recurrió a retenciones de las nóminas de funcionarios y empleados públicos en una “cuestación popular a la fuerza”. Cierto es que miles y miles de ciudadanos gallegos lo hicieron voluntariamente, orgullosos de ofrecer a su ilustre hijo el Pazo de Meiras para que veranease en su tierra y trajese turismo. Como la Familia Real española con Marivent.

Los siete nietos de Franco, que habían puesto a la venta el Pazo por la ganga de 8 millones de euros, cuando solo la biblioteca de Pardo Bazán ya lo vale, no ha encontrado comprador. Lógico. ¿Quién va a ser el suicida que compre una finca con tantos problemas políticos y amenazas de embargo?

A mí me gustaría que los gallegos supieran que, a pesar del coste del mantenimiento del Palacio de Marivent, sufragado no por la Familia Real sino por el gobierno balear, tanto las autoridades, ó la mayoría de ellas, como bastantes mallorquines se sienten muy orgullosos de que algunos miembros de la Familia, cada vez menos, decidan pasar unos días al año en Palma. Y solo lo hace la emérita y su hermana, la princesa Irene, sobre todo desde que Letizia dijo a un grupo de periodistas ¿Vosotros creéis que este es un lugar ideal para unas vacaciones privadas? Posiblemente para ella, por aquello de recordarle su niñez, Benidorm era el mejor sitio del mundo para las vacaciones con su abuelo.

También los gallegos deben saber lo que el gobierno balear tiene que pagar para que tan reducido grupo de “royals” disfruten de unas vacaciones.

Cierto es que nada que ver con la época dorada del rey Juan Carlos y la publicidad gratuita, grandísima publicidad, que se hacia de la isla y donde todo aquel que era ó quería ser alguien tenía que pasar por la bellísima isla balear, para ver y ser visto por el club náutico, las regatas y el famoso restaurante Flanigan de su amigo Miguel Arias en Puerto Portals. Hoy ya ni siquiera Felipe se encuentra a gusto allí.

Lo mismo ocurrió con el Pazo de Meiras, en su día, que fue tan importante para Galicia.Intentemos ser objetivos y que la política y los partidos no envenenen la opinión de ese magnifico pueblo que es el gallego.

De todas formas hay que agradecer a la familia Franco el gesto de donar el Pazo a los gallegos, ¿provisionalmente? ¿Por imposición judicial? Veremos qué ocurre en un futuro próximo. Mientras, ¡a ver qué uso hacen de él!