La ausencia de la Familia Real en los Goya

¿Por qué últimamente nadie de la Familia Real asiste a la ceremonia de entrega de los premios Goya? ¿Es que no les invitan?

La última vez que lo hicieron fue junto a Mariano Rajoy, cuando éste era ministro de Cultura, año 2000, y Pedro Almodóvar recibía un Goya por su película “Todo sobre mi madre”.

El famoso director no solo dedicó el Goya a Felipe sino que, cuando lo recogió, animó a todos los asistentes a que le felicitaran al entonces Príncipe que cumplía, ese día, 32 años, cantándole cumpleaños feliz.

“Si yo fuera Marilyn, se lo cantaría personalmente”, recordando cuando la famosa estrella de Hollywood, Marilyn Monroe, enfundada en un sensual y ceñídísimo vestido, felicitó a John Kennedy, cantándole, precisamente, “Happy Birthday” Mr. Presidente, en el Madison Square Garden de Nueva York, el 14 de mayo de 1962.

Ese año del cumpleaños de Felipe, la ceremonia de los Goya tuvo lugar en Barcelona.

También el rey Juan Carlos fue obsequiado por los miembros de Academia de Cine con un Goya de 1987, primera edición de los premios. Y, en 2014, la Junta directiva de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas hicieron entrega a Felipe y a Letizia, en La Zarzuela, de un Goya especial, en reconocimiento a su afición por el cine español, con el que posaron para la prensa en el Salón de Audiencias del Palacio de La Zarzuela e invitándoles a que acudieran con mas frecuencia de lo que lo hacían. Pues ni aún así.

Con motivo de la edición de 2015, una representación de la Academia visitó a Felipe y a Letizia, en La Zarzuela, para invitarles personalmente a la ceremonia de ese año. Sin embargo, tampoco pudieron . Se justificaron alegando que los fines de semana suelen dedicarse a compromisos privados sin cobertura mediática. Una ridícula explicación.

Como se ve, la Academia siempre les invita. Son ellos los que declinan la invitación, negándose a acudir a las galas “por problemas de agenda”.
“Se que son muy cinéfilos, sobre todo Letizia. Hará mucho bien a la gala su asistencia y a ella también”, declaró Dani Rovira.
Aquel año de 2015, la gala de la 29 edición se celebró en el auditorio Príncipe Felipe el 7 de febrero de 2015, presentada por Dani Rovira y con la asistencia del entonces ministro de Cultura, Jose Ignacio Wert, quien tuvo que oír como Pedro Almodóvar lo descalificaba diciéndole “Usted no es amigo ni de la cultura ni del cine español”. Se pasó tres pueblos.

Posiblemente para rebajar la tensión que las palabras de Almodóvar habían dejado, Dani Rovira animó al ministro a “disfrutar y sentirse querido” preguntándole “¿Te puedo tutear? Estoy contento de que hayas decidido estar con nosotros. Disfruta y pásatelo bien”.

En aquella edición, Antonio Banderas recibió un Goya de Honor y la película “Ocho apellidos vascos”, protagonizada precisamente por el presentador de la gala, Dani Rovira, recibió 3 Goyas, siendo “La isla mínima” la triunfadora con 10 Goyas de los 17 entregados.

Este año, una vez más, Felipe y Letizia han brillado por su ausencia.
¿O es que la presencia de ellos es incompatible con la de Sánchez? ¿O es que no hay ninguna película en “versión original” a las que tan aficionada es la consorte? Desgraciadamente, para ella todas eran en español.