La histórica semana de la nena

Leonor es una niña que no ha despertado afecto alguno de los españoles por la súper protección a la que la ha sometido y somete su madre, se dispone, a sus 13 años, a vivir su gran e histórica semana, que se prolongará durante algunas jornadas mas, durante la cual se convertirá de niña a adolescente, no de niña a mujer, como la de la canción de Julio Iglesias.

Y no es precisamente en las mejores circunstancias políticas, a causa de la sentencia del procés que puede alterar la presencia de la nena sobre todo en los actos como Princesa de Gerona, una ciudad muy conflictiva e independentista.

Posiblemente por ello, el acto institucional se celebrará los días 4 y 5 de noviembre, ya con 14 años cumplidos el 31 de octubre en Barcelona.

No hay que olvidar que el Ayuntamiento gerundense instó al auditorio de la ciudad a que no acogiera más esta gala por haber declarado persona non grata a Felipe VI por el discurso que pronunció el 3 de octubre de 2017, durante la crisis catalana.

Lo de Oviedo será muy diferente. No solo por ser la sede de los Premios Princesa de Asturias sino la tierra de mamá y su familia y donde esta ceremonia es el acto más importante que vive la ciudad en todo el año.

Este tendrá un significado muy especial para Leonor. Hará precisamente 38 años, que su padre leyera a su misma edad su primer discurso de 255 palabras en 21 líneas manuscritas en un folio con una adolescente caligrafía.

Ignoro si Leonor hará lo mismo. Pero lo que, en modo alguno, no será un discurso que correrá a cargo de su padre, un discurso siempre esperado y este año con muchos más motivos tras la sentencia del proces.

Como aperitivo, la semana comenzó con la presencia de la Heredera en el desfile de las Fuerzas Armadas, en el madrileño paseo de la Castellana con motivo del Día de la Hispanidad. Por primera vez, ocupó un lugar destacado en la tribuna a la derecha de su padre mientras Letizia y su otra hija lo hacía a la izquierda.

El plato fuerte comenzará el próximo jueves, 17, donde asistirá al tradicional concierto en el Auditorio Príncipe Felipe, con la Orquesta Sinfónica del Principado y el Coro de la Fundación.

Pero no será hasta el día siguiente, el viernes, cuando Leonor acaparará todo el interés de los 1300 afortunados que hayan logrado una entrada para el Teatro Campoamor y los 800 periodistas que se han acreditado, incluido de China, amén de que una millonaria audiencia televisiva estoy seguro alcanzará. Ver a la nena leer su primer discurso tiene mucho morbo. Estoy seguro que lo habrá ensayado no una sino cien veces bajo la estricta dirección de mamá. ¡Pobre niña!

Veinticuatro horas después, viajará, junto con sus padres y su hermana Sofía, a los Picos de Europa donde entregará el premio al pueblo asturiano ejemplar, Asiego, de 70 habitantes y tan solo 8 niños donde también pronunciará unas palabritas a la altura del acontecimiento.

Todo sería muy feliz sino tuviera que pasar por lo de Gerona aunque este año se celebre en Barcelona, que tampoco está como para discursos. Dicen que Leonor lo leerá en catalán, un gesto demagógico concesión a la galería. Ni aun así….

P.D

Agradezco, profundamente, a Pedro Manuel A.C., a Josele y a Raquel sus mensajes de pesar por la muerte de mi amigo y compañero Pepe Oneto y a John Leffitte que entienda que no entre en más detalles. No es el momento. Solo puedo decirle que era la persona más simpática y divertida que he conocido. Y que viajar y estar con él era un regalo. Algún día contaré.