Felipe cada vez más solo

El pasado sábado, en mi columna en el periódico El Mundo, me permití la licencia en la sesión de “sube y baja” de colocar, negativamente, a Felipe de Borbón, el Jefe del Estado de España, por aceptar que la entrega de los Premios de la Fundación Princesa de Gerona, tenga lugar en un ….local del eventos del famoso chef del Celler de Can Roca, ante la negativa o veto de la alcaldesa Marta Madrenas a que se celebre, como es tradicional, en el Auditorio.

Esta cesión de los famosos cocineros ha desatado la ira de la CUP que les ha conminado a anular la cesión o tendréis que ateneros a las consecuencias “ por ceder vuestra casa a Felipe de Borbon que justificó la violencia contra miles de catalanes”.

Pienso que donde a uno no le quieren, mejor no ir. Aceptando que un acto como este, tan relacionado con la Casa Real, se celebre en un restaurante, atenta a la dignidad de la Institución y de quien la representa.

Desconozco quien o quienes son los consejeros de Don Felipe. Que yo sepa existe un Jefe de Su Casa, Jaime Alfonsín, que algo o mucho tendrá que ver en las actividades del Jefe del Estado.

“Hoy me acuerdo de Sabino”, escribía el pasado sábado,  a propósito de lo que comentamos. Porque, el antecesor de mi tocayo en el cargo, siempre actuó como un colaborador leal y no como un cortesano.

Pienso que el señor Alfonsin conoce y bien, la diferencia entre uno y otro. Mientras el cortesano solo le dice al rey lo que le gusta oír, el leal lo que debe saber, le guste o no.

Esta lealtad suele costar muy cara. Algún día contaré lo que el inolvidable Sabino tuvo que pagar por ella.

Esta semana, el comportamiento del Presidente del Gobierno, el inefable Pedro Sánchez, con el presidente de la Generalitat, en su estrategia de distensión sin importarle que hubiera asistido poco antes a la protesta contra su presencia en Cataluña,  dejó al Rey mas solo que nunca.

Y, como titulaba El Mundo, “Torra rompe con el Rey y Sánchez tolera el desafío”.

Nunca como hoy se habla tan descaradamente de Republica. Y no solo Quim Torra, advirtiendo  a Sánchez que, en la reunión el próximo 9 de julio, en Moncloa “Queremos hacer efectiva esa republica que el 1-0 nos ganamos”.

Porque como le dijo a don Felipe “con bochornoso y lamentable desprecio” “que queda claro lo que pasó el 1-0,  porque nosotros no lo olvidaremos nunca”. “¿Se trata de una inaceptable declaración de guerra al Monarca?”.

También en Madrid, en Vallecas, con una consulta, no vinculante, sobre si España debe ser una Republica y no una Monarquía. Hasta una edil de Carmena, tan conocida como Inés Sabanes,  participó en la consulta.
Confieso sentir pena por Felipe y su soledad. ¡Que mala suerte ha tenido! Política y familiarmente hablando.