Los consejos de Mario Conde a Iñaki

El compañero de El Mundo, Javier Negre, ha recogido, este domingo, los diez consejos de Mario Conde a Iñaki Urdangarin para sobrevivir en la cárcel que acaba de entrar.

Nadie mejor que el ex banquero, “un ejemplo de adaptación”, para aconsejar al ex duque de Palma, marido de la infanta Cristina, yerno del rey emérito don Juan Carlos y cuñado de Felipe VI ¡toma ya!, lo que tiene o no que hacer para soportar los años de condena que ha empezado a sufrir… hoy.

No hay que olvidar que Mario Conde pasó no cinco sino diez años en prisión porque su condena por la Audiencia Nacional fue doblada por el Tribunal Supremo “soportando lo insoportable y tolerando lo inevitable sin el menor daño interior… diez años prendidos de aquellos muros, de aquellos alambres, de aquellos olores, de aquellos gritos enloquecidos, de aquellas madrugadas serenas como prisionero de Alcalá-Meco”, Mario Conde dixit.

Por todo ello, está cargado de autoridad para enviar a Iñaki una serie de consejos con el fin de que “cuando cruce la raya y pise de nuevo la libertad, no sienta ni una brizna de rencor”.

Entre sus consejos más importantes figuran: trabajar la mente; mantenerse ocupado; intentar ser feliz en cualquier sitio y ante cualquier circunstancia; no aislarse más de lo que la cárcel impone; pensar constantemente que de ahí… se sale; que tu familia te vea entero; ducharte con agua fría; seguir la actualidad con la lectura de la prensa; no tener ningún vis a vis con la esposa; ser generoso y salir de esa prisión de la mente aceptando la realidad.

Estos días se ha especulado mucho sobre si la infanta Cristina y sus hijos van a ir o dejar de ir a ver a Iñaki a la cárcel.

Una tertuliana, acreditada periodista ella, llegó a decir, en el programa especial de La Sexta el pasado sábado, que no lo harán.

Para respaldar su desinformación, explicó que ni la mujer ni los hijos de Mario Conde le visitaron nunca. Si lo hicieron, querida. A lo que Mario se negó fue a tener un vis a vis con su esposa. “No me gustaba la idea de tener relaciones con mi mujer en una cama donde pasaba mucha gente y con un funcionario marcándote el tiempo. Todo eso elimina el componente romántico. Luego, cuando salía en algún permiso, me desquitaba”. A Lourdes si le hubiera gustado “Debe tener mucho morbo”,  me reconoció personalmente.

Aunque Mario confiesa en la crónica de El Mundo que no pretende “ser el coach de Iñaki”,  sÍ le recomienda leer su libro “Memorias de un preso” (Martinez Roca 2009). Yo también se lo aconsejo. Le será muy beneficioso. Desde la primera página:

“Ahora vas a ir a la celda. Comprendo que el primer encuentro puede ser desestabilizador. Te ruego que no te vengas abajo y que procures leer para evadirte. Al ver el sitio donde vas a vivir,  es muy posible que … en fin … no te preocupes porque te sobrepondrás enseguida. Por eso, por favor, lee y no pienses demasiado. Mañana será otro día….”. Un  día menos de los dos mil ciento veinticinco que tendrá que vivir, vivir es un decir, en la cárcel de Brieva.