Letizia muestra su verdadera cara…

… esa que yo conozco tan bien desde incluso antes de la boda, cuando se enfrentó a mí sin que hubiera motivos, gritando y señalándome con el dedo, por algo que yo no había ni escrito ni dicho. La altura de sus tacones. También me reprochó el que yo escribiera que estaba triste: “Pero cómo vas a estar triste si eres la única mujer de millones que va a acabar acostándose con el príncipe de sus sueños”.  Y tuvo la arrogancia de decirme que yo, antes de escribir o de hablar, llamara primero a La Zarzuela. Que es donde no hay que llamar nunca.

Lo sucedido en Palma, no es nuevo. La propia doña Sofía le ha reconocido a unos familiares “Letizia no me deja ver a mis nietas” y éstas, en el colegio, “mamá no nos deja ver a la abuela”.

La actitud de Felipe es la que viene teniendo desde hace mucho tiempo ante los desplantes y salidas de tono de Letizia. Pero debe tenerle tanto, tanto miedo que prefiere callarse aunque no mirar para otro lado, como ha sucedido en la catedral de Palma.

Después de este incidente del pasado domingo, del que se han hecho eco todas las televisiones europeas y las redes sociales, pienso que ella lo tiene mucho más difícil que hasta ahora, donde no era bien recibida en las cortes de la vieja Europa, donde ella se encuentra muy incómoda, como se ha visto en alguno de estos viajes, donde prefirió hospedarse en un hotel que en los palacios reales.

Estoy seguro que el rey Juan Carlos estará arrepentido de haber acudido a Palma, con motivo de la Pascua. Si lo llego a saber, no vengo, pensaría. Su expresión era de total perplejidad y tristeza al ver lo que allí estaba sucediendo. Lo mejor que ha dicho, refiriéndose a Letizia, ha sido “Es una chica muy lista” … y muy mal educada, digo yo,  muy violenta y no buena persona.

Cierto es que la familia de doña Sofía nunca la ha tragado y se ha puesto de manifiesto por las declaraciones de la mujer del primogénito de Constantino que ha declarado al periodista Martín Bianchi: “Ninguna abuela se merece este tipo de trato…. Ha mostrado su verdadera cara”.

De seguir así, esta muchacha se carga a la monarquía.