La novia cabreada

En Granada tenía que ser. Si no en la ciudad de La Alhambra , si en un pueblecito a 30 kilómetros del poniente granadino, Íllora (10,500 habitantes), donde los Wellesley tienen una gran finca ó cortijo, de 950 hectáreas. Se trata de un regalo que las Cortes de Cádiz hicieron al primer duque de Wellington, […]