Solo tiene diez años

Tanto a Felipe como a Letizia se les llena la boca diciendo que desean para su hija y heredera Leonor se críe como una niña normal, que viva su infancia al margen de su condición, que no tenga privilegios, que en el colegio de Los Rosales la traten como al resto de los compañeros que bla, bla, bla. Hablar por hablar, cuando no es posible.

La propia niña sabe quién es. “¿Cuándo voy a pronunciar un discurso?” “¿Cuándo me van a hacer una reverencia?”.

Aunque sus padres prefieren, por ahora, mantenerla al margen de la vida institucional, poniendo un gran celo en preservar la privacidad de la heredera durante su infancia, va el Rey y le concede, nada menos, que el Toisón de Oro, como regalo de cumpleaños. Además, un estandarte con su escudo de armas, su guión. ¿Tendrá que ondear en el colegio, como es preceptivo, cuando la niña esté? ¡Toma ya!

La concesión del Toisón de Oro es la máxima condecoración de la Monarquía y la más importante de todas las existentes en el mundo. Solo la puede conceder el Rey. Por supuesto, a su heredera como consolidación de los derechos de sucesión a la corona.

Aunque don Felipe lo recibió en 1981 de su padre, el rey don Juan Carlos, cuando había cumplido los trece años, a éste se lo otorgó su progenitor, el conde de Barcelona, en 1941 cuando solo tenía tres.

A pesar de que la Casa Real ha informado que aún no se ha fijado la fecha para la imposición de la citada condecoración a Leonor, es de desear que se espere a que transcurran unos años. Sería contraproducente para el mantenimiento de la normalidad en la vida de quien todavía es, tan solo, una niña. Su padre tuvo que esperar 5 años, a los 18, para su imposición.

Sería ridículo colocarle el collar de oro, compuesto de 26 eslabones, del que pende el Toisón o Vellocino que cae sobre el pecho.

El Toisón ha perdido cierto brillo, desde que se otorgó a Sarkozy y a otros políticos. Pero, sobre todo, desde que el infante don Jaime, sin potestad para ello (solo puede otorgarlo el rey o el Jefe de la Familia Real como lo fue don Juan) se lo concediera y entregara, personalmente, al general Franco, con motivo de la boda de su hijo Alfonso con la nietísima, María del Carmen.

¿De dónde se sacaría aquel Toisón y qué fue de él ya que es obligado devolverlo a la Casa Real?