La oveja negra de la Familia Real en la lista

En la madrugada del 17 de julio de 1998, tras 17 horas de parto, la infanta Elena daba a luz, en la madrileña clínica Ruber Internacional, a su primer hijo. En el Registro Civil de la Familia Real quedó inscrito como Felipe Juan Froilán de todos los Santos de Marichalar y de Borbón.

Ese día se destacó que el niño ocuparía el tercer lugar de la Lista de Sucesión al Trono desplazando, prácticamente, a la totalidad de los miembros de esa relación, empezando por su tía la infanta Cristina. No olvidemos que el entonces príncipe Felipe, que ocupaba el primer lugar, no se había casado y Elena, el segundo.

Estos días y por gracia o desgracia de Froilán, la oveja negra de la familia y que cumplirá en Julio 17 años, la Lista ha cobrado relevancia y actualidad al alegar, el hijo de la infanta y del ex duque de Lugo, que él era el cuarto en la línea de sucesión al trono de España, por lo que no tenía que guardar turno en la cola para montarse en una montaña rusa, “El abismo”, del parque de atracciones de Madrid.

Un niño de aspecto oriental, que aguardaba pacientemente en la cola, le increpó por intentar colarse a lo que Froilán, le contestó: “Tu cállate, puto chino”.

Esta insolente y grosera respuesta ha encolerizado a la opinión pública pero, sobre todo, al colectivo de la República Popular China.

¿A qué lista se refería?, se preguntaron los españoles. Muchos jamás habían oído hablar de ella y otros desconocían detalles tan básicos como quien la integra y para qué coño sirve a Froilán y a todos los froilanes de la Familia Real.

En estos tiempos de competitividad y ranking, nos hemos habituado a listas de todo tipo. La de las top model mejor pagadas; la de los futbolistas más goleadores; la de los hombres más ricos; la de los toreros con mayor número de corridas...

Acostumbrados a estos top tan profanos, los españoles comenzaron a formularse todo tipo de preguntas sobre la recién descubierta lista de sucesión.

¿Qué clase de lista es esa en la que figuran los hijos y los nietos de los reyes? ¿Quiénes más pertenecen a ella? ¿Tienen que pagar sus miembros por aparecer? ¿Cobran acaso por estar inscritos? ¿Pueden ser expulsados? ¿Tienen derechos, deberes y obligaciones? ¿Se necesitan méritos especiales para acceder a ese presunto honor? ¿Es vitalicio? ¿Es hereditario? ¿Cuántas listas existen en España?

Lo preocupante es que Froilán, rebelde y travieso desde la cuna, sea fuente de constantes disgustos para sus padres. El divorcio del matrimonio, a lo peor, impide aunar esfuerzos para reconducir la vida de su hijo, a quien la disciplina y los estudios no forman parte de su vida.

Con decir que lleva tres años repitiendo 3º de la ESO, en un internado de estricto régimen y ni por esas.

Aún así, figura en la famosa lista por encima de su tía Cristina que tampoco es ejemplo de nada.