El juez se queda solo

Confieso que siempre he tenido simpatía por el juez Javier Gómez Bermúdez, “el Yul Brynner de la justicia española”, como le califica mi compañera Emilia Landaluce, en su artículo en El Mundo, “Crisis entre el juez y la tertuliana”. Le admiro profesionalmente no solo porque me recuerda a mi abuelo, un magistrado duro, inflexible y […]