Suicidio cortesano

Lo que acaba de suceder en el Reino Unido con la broma telefónica de unos periodistas, que se hicieron pasar por Isabel II para interesarse por el estado de la dulce Catalina, no tiene perdón de Dios. No lo de la llamada sino la reacción de los británicos que han demostrado ser unos ridículos cortesanos […]