De reverencias y genuflexiones

Hasta en el deporte se están produciendo cambios, algunos ridículos, en el protocolo por las reclamaciones de la igualdad de género. La dirección del Santos Tour Down Under de Australia ha decidido prescindir de las modelos, porque entienden que, su presencia, fomenta una practica machista y denigrante para la mujer. Se trata de una iniciativa […]

A propósito del viaje Real

(Espero no decepcionar a Alfonso A., el estimado internauta. A él y a todos los que este tema les interesa) “Ha sido una pena que hayan tenido que ir a Londres en visita oficial para que, aquí, podamos experimentar el orgullo de Reino”, escribía el querido y muy monárquico compañero Antonio Burgos en él monárquico ABC del […]

Dos mujeres en el recuerdo

El domingo 26 de agosto de 2012 yo publicaba en El Mundo un artículo titulado “Dos mujeres en el recuerdo” que, estos días en los que tanto se está hablando y escribiendo sobre Ortega Lara y Miguel Ángel Blanco de cuyo asesinato se cumplirán, el próximo miércoles 20 años, es obligado recordar. Decía Amiel que el tiempo […]

¿Estamos ardiendo ya?

La capilla de la Universidad Autónoma de Madrid ha sufrido, estos días atrás, un atentado al ser arrojado, en su interior, un artefacto incendiario como fue recogido por la prensa el sábado 24 del pasado mes de junio. No solo eso. El grupo de radicales que arrojaron los cócteles molotov, cuyas llamas dañaron  una imagen de San José  y el  Sagrario, […]

Messi frente a Ronaldo

El  rey argentino vuelve a casa para casarse. Este próximo viernes contrae matrimonio, dentro de esa ola de bodas de futbolistas, Lionel Messi. No se me enfaden los internautas si les confieso que le prefiero a Cristiano Ronaldo independiente de que uno sea del Barcelona y el otro del Real Madrid. Lo mismo me da. Reconozco que no […]

Letizia igual que su suegra

El pasado viernes, 16, Felipe VI presidió, desde el palco real de la madrileña Plaza de Toros de las Ventas, la tradicional corrida de la Beneficencia. Su presencia fue acogida con aplausos, no de cariño, como algunos cronistas cortesanos escribieron, que tampoco es eso, sino de agradecimiento. Por ello, ni un silbido ni un abucheo. […]