¿Quién lee en topless en Central Park?

Leer en topless es posible en Central Park

Un club de lectura en Nueva York

Leer en topless es posible en Central Park

Hace cuatro años se llevó a cabo la creación del The Outdoor Co-Ed Topless Pulp Fiction Appreciation Society, un club de Nueva York que tiene la finalidad de disfrutar de la lectura al aire libre mientras sus miembros, todo mujeres, practican el topless de cintura hacia arriba. Cuentan sus fundadoras que tuvieron la idea de crear este club cuando hablaban de cómo resulta curioso que en Nueva York esté permitido que las mujeres enseñen los pechos siempre y cuando estén en lugares donde los hombres también lo puedan hacer.
Y dadas las altas temperaturas que se sufren en Nueva York en algunos momentos del año, con unos 30 grados muy asfixiantes que no dan ganas de tener ropa puesta, su propuesta es clara: disfrutar del buen tiempo entre amigas, sin sujetador ni camiseta y leyendo buenos libros.
Las sesiones en Central Park se ven combinadas con pequeños picnics en los que las participantes llevan comida para compartir entre sus compañeras. No se cierra la puerta a nadie, pero se debe realizar una inscripción previa, mientras que los hombres no están aceptados salvo en casos en los que sean conocidos o que ya tengan experiencia en el club. Sus sesiones se pueden seguir desde la web oficial del club, en la cual tienen tendencia a publicar fotografías.

Hay quien cree que son exhibicionistas, ellas se defienden dejando claro que soportar el máximo calor de Nueva York no siempre es sencillo. Tampoco le hacen daño a nadie ni están incumpliendo ninguna ley. En realidad no son protagonistas de escenas indecentes ni de nada indecoroso, simplemente pasan el día en el parque leyendo y compartiendo opiniones sobre libros. También suelen realizar encuentros y otras actividades en las que, a la vista de sus crónicas en su web, también se induce a que sus miembros se quiten la parte de arriba de la ropa para dejar sus pechos al aire libre.
Reciben muchos correos electrónicos de hombres que quieren entrar al club, pero como indicamos, no se trata de algo que esté permitido salvo en contadas excepciones. Una vez están en el parque comentan que aunque nos pueda sorprender hay menos personas de las que podríamos imaginar que se les quedan mirando o que las observan desde la distancia. Al fin y al cabo, solo están leyendo libros por mucho que se encuentren haciendo topless, siendo algo que también se podría ver en las playas.
Vía: The Outdoor Co-Ed Topless Pulp Fiction Appreciation Society
Foto: Ian Wilson