¿Qué hacer después de recibir una vacuna?

Qué hacer después de recibir una vacuna

Las vacunas pueden generar sensación de intranquilidad y nerviosismo, sobre todo en los niños. Pero no hay nada de qué preocuparse. Las posibilidades de sufrir una reacción negativa son reducidas y, aunque depende de qué vacuna se trate, lo cierto es que, en general, no es un motivo para sentir miedo. No obstante, para que te quedes más tranquilo, lo mejor es que apliques una serie de recomendaciones que vamos a darte en las próximas líneas.

Lo primero de todo: espera 15 minutos

Hay un periodo de espera y de observación después de recibir la vacuna. Esto es algo de lo que seguro que estás al tanto, ya que las enfermeras lo repiten de forma constante en las campañas de vacunación. El motivo de este proceso de espera es para asegurarse de que no sufres ningún tipo de mala reacción. Como te habrás fijado, normalmente nadie se encuentra mal, solo esperan a que pase el tiempo y se marchan. ¿Por qué esperar entonces? Por prevención. Piensa que siempre es mejor prevenir, que curar.

Por lo general, si se produce algún problema es porque se ha generado una alergia a un componente de la vacuna o similar. Por desgracia, no todas las personas son conscientes de los elementos a los que son alérgicos, por lo que puede ser algo que sorprenda de improviso. Aun así, insistimos en que no suele ser frecuente.

Descansa

Tanto si notas algún efecto secundario como si te encuentras bien, es recomendable que descanses. Eso es lo primordial. Dale a tu cuerpo un poco de apoyo y déjalo que asuma la vacuna a su modo. No tienes que echarte a dormir si no quieres. Simplemente, relájate, siéntate en el sofá o haz algo que te permita desconectar. Recuerda todas esas cosas que te gustaría hacer y que están pendientes, como leer un libro, jugar a un juego o ver una serie.

Mantente hidratado

Bebiendo agua estarás favoreciendo a que tu organismo se encuentre más hidratado y eso te beneficiará para pasar por el proceso de asimilación de la vacuna. No te tienes que limitar a beber agua. También son buenas opciones otras bebidas, como el té o los zumos. Lo único que debes evitar son aquellas bebidas que tengan cafeína, así que espera a tomar café hasta que te encuentres mejor o le hayas dado a tu cuerpo un poco más de descanso.

No salgas a correr ni hagas deporte

Date dos días de descanso en tu rutina deportiva. Por mucho que pienses que “correr me relaja” o que “hacer deporte es lo que más me gusta”, intenta evitar esta práctica durante 48 horas. Eso le dará a tu cuerpo un mejor estado para asimilar la vacuna y encontrarse bien. Recuerda no presionar demasiado tu organismo con actividades que son demasiado intensas.

Ponte hielo y mueve el brazo

Si te han puesto la vacuna en el brazo y has notado hinchazón o algún dolor, lo mejor es que actúes con rapidez y que no esperes a dejarlo pasar. El motivo de ello es que si reaccionas podrás evitar las molestias y no tener problemas de dolores. Lo mejor es que, en la zona del pinchazo, pongas un gel frío de los que metes en el congelador. Pero recuerda que no debes aplicarlo directamente sobre la piel. Usa un pañuelo y eso evitará daños y molestias.

Mover el brazo es otra de las acciones que recomiendan los expertos. No hace falta que lo muevas de forma intensa, pero sí que lo mantengas activo. Si, por ejemplo, vas a hacer cosas en casa, como abrir una puerta o sujetar un libro, hazlo siempre utilizando ese brazo donde te han pinchado. La actitud de proteger el brazo y mantenerlo lo más quieto posible no es una buena idea.

Toma nota de tus síntomas

Una buena forma de pasar por el periodo de después de la vacuna es haciendo un seguimiento de aquello que notas, de los efectos secundarios o los síntomas. Será algo que te vendrá muy bien para futuras vacunas con la intención de comparar cómo reacciona tu cuerpo. Por lo general, cuando pasan unos días después de la vacuna, ya nos hemos olvidado de cómo nos sentó, al menos si no tuvimos ningún efecto secundario importante.

Recurre a un calmante

Si tienes mucho dolor y te está afectando o simplemente quieres encontrarte mejor hasta que pasen los efectos de la vacuna, puedes tomar un medicamento. Pregunta a tu médico de cabecera, pero lo que normalmente recomiendan los especialistas es ibuprofeno o tilenol. Con una de estas medicinas aliviarás las molestias que puedas estar sintiendo.

De todas formas, si llegases a sentir dolor de forma prolongada o tienes otros síntomas, lo mejor será que acudas a urgencias o a tu médico de cabecera para que puedan ayudarte a encontrarte mejor.