¿Qué hacer cuanto te aburres?

Qué hacer cuanto te aburres

El aburrimiento. Algo terrible. Nos acecha a todos y, antes o después, nos acaba dando serios dolores de cabeza. A nadie le gusta aburrirse y, aunque hay veces que “nos aburrimos por gusto”, en muchas otras ocasiones hay muchos factores que entran en juego y que influyen. ¡Aburrirse no es nada bonito!

Este artículo lo vamos a dedicar a ideas con las que vamos a tratar de ayudarte en esos momentos en los que estás al borde del aburrimiento o incluso cuando ya lo estás sufriendo.

Cosas que hacer en casa para no aburrirte

Quizá esté lloviendo o te encuentres un poco enfermo o estés cansado físicamente y no quieras salir de casa. Hay miles de razones posibles, porque también puede ser que, simplemente, estés a gusto en casita y no te quieras mover. A continuación, te damos algunas ideas para esos momentos de aburrimiento en los que te quedas en casa.

  • Escribir: si te gusta la literatura, quizá puedas escribir una historia corta. En un ratito la tendrás lista y te sentirás realizado. Tampoco es mala idea empezar a escribir algo más largo, pero si lo haces solo por aburrimiento es muy posible que la dejes a medias.
  • Navega e investiga: si tienes algo que te interese y de lo que quieras leer, olvídate de las redes sociales durante un tiempo y usa el móvil o el ordenador para algo distinto. Investiga, métete en una de esas madrigueras de conejo que no sabes a dónde te llevará y pasa el rato aprendiendo cosas interesantes.
  • Haz un puzle: la enorme variedad de puzles disponibles los convierte en una actividad de lo más divertida a la que nadie debería darle la espalda. Además, un puzle pone el cerebro en marcha y te proporciona la oportunidad de mantenerte muy activo. Elige un puzle que sea de algo que te guste. ¡Hay todo tipo de imágenes!
  • Prueba el origami: si las manualidades son lo tuyo y te encantaba hacer avioncitos de papel cuando eras niño, te recomendamos este arte japonés. Te sorprenderás por todas las cosas que podrías llegar a crear por medio de papel y de los planos adecuados.

Cosas que hacer para no aburrirte y relajarte

Aquí combinamos dos conceptos: el de eliminar el aburrimiento y el de relajarnos. ¿Es posible? ¡Por supuesto! Te diríamos que la primera idea que te íbamos a dar es “haz yoga”, pero sonaría de lo más repetitivo. Nuestras propuestas son un poco más originales:

  • Date un baño de burbujas: si tienes bañera y no solo una ducha (en cuyo caso, será un problema), te recomendamos llenarla de agua y meterte dentro a relajarte. Seguro que ni te acuerdas de la última vez que llenaste la bañera. Combínalo con algo de lectura, música o con una bebida.
  • Escribe un diario: seguro que hace mucho tiempo que no escribes uno. Puede ser privado o personal o incluso uno online que compartas con amigos y familia a través de un enlace. ¡Escribir relaja mucho!
  • Ver un vídeo de meditación: hay toneladas de vídeos interesantes en YouTube que te ayudan a relajarte mediante procesos de meditación. Muchos son realmente buenos. Busca los mejores.
  • Libérate de la electricidad: por una noche, desconecta todos tus dispositivos electrónicos e incluso apaga las luces de tu casa. En su lugar utiliza velas u otro tipo de iluminación más natural. Tómate un café, lee un libro o haz cualquier otra cosa que te relaje alejado de la electricidad.

Cosas que hacer para no aburrirte organizando la casa

Quizá no sea el plan en el que estabas pensando, pero limpiar u organizar la casa te puede entretener y no tiene que ser algo aburrido. Estas son algunas de nuestras principales recomendaciones dentro de este contexto:

  • Cambia los muebles: si reorganizas la distribución de la casa o de alguna habitación grande, como el salón, te podrías llegar a sentir realmente bien. Mover muebles cansa mientras lo haces, pero luego te sentirás muy relajado.
  • Pon cuadros nuevos: es posible que tu mente ya se haya cansado de los cuadros que tienes, así que puedes renovarlos con nuevos. Quizá tengas que comprar o es posible que tengas algunos esperando en el trastero a que tengan su momento de gloria.
  • Limpia algún electrodoméstico: suelen necesitar atención, pero no les damos toda la que necesitan. La lavadora, el lavaplatos o incluso algo más pequeño como el microondas o la tostadora. Siempre va bien un poco de limpieza.
  • Organiza el armario: lo que vas a encontrar dentro te sorprenderá. Posiblemente haya ropa de temporadas pasadas que ni siquiera te gusta o cuyas tallas han quedado un poco desfasadas. Harás sitio y te lo pasarás bien limpiando.

Lo cierto es que todavía nos quedan muchísimas más recomendaciones, así que próximamente continuaremos con este tema para daros más ideas. Hoy por hoy, esperamos que hayáis encontrado algo que hacer en esta lista que os ayude a combatir el aburrimiento.