¿Qué es la pedagogía Waldorf?

Método Waldorf

Método Waldorf
A la hora de trabajar en un aula con niños, es fundamental que los profesores conozcan las metodologías más novedosas y beneficiosas para el aprendizaje y el desarrollo de los más pequeños. Esto también ayuda a entender mejor su proceso de crecimiento y madurez. El método Waldorf es una metodología actualizada en la que el niño es el eje central, en torno al cual gira todo. Hace especial hincapié en sus ritmos de aprendizaje, poniendo el foco en los trabajos artísticos y manipulativos.

Método Waldorf: qué es

Se trata de una metodología activa que supone un giro de 180 grados con respecta a la educación tradicional. El método Waldorf está dirigido al desarrollo de una educación con un proceso de aprendizaje más flexible y abierto, 100% adaptado a las necesidades específicas de cada alumno.
Nación de la mano de Rudolf Steiner y es una técnica de enseñanza que está basada en la libre instrucción de los alumnos. Dicho de una forma sencilla, la idea es que los niños sean autónomos a la hora de ir adquiriendo los conocimientos y aprendiendo durante el proceso educativo.
Fomenta especialmente la cooperación entre alumnos, centrando en cada etapa educativa distintos hipótesis de enseñanza y trabajo. La idea es que los más pequeños vayan adquiriendo de forma progresiva estas hipótesis cuando estén preparados para ello.
El papel de los profesores es muy importante, ya que deben observar a los estudiantes para ir introduciendo de manera paulatina los conocimientos que necesiten en cada una de las etapas educativas. En base a los principios del método Waldorf, tienen fomentar el arte y la música.

  • Infantil (0-6 años): en la primera etapa educativa, el juego es el motor principal para el aprendizaje de los niños. La metodología activa en ellos capacidades muy importantes para su desarrollo, como el juego libre, el juego simbólico y la creatividad. Se centra en aspectos como la psicomotricidad.
  • Primaria (7-12 años): en esta etapa la metodología se centra en la búsqueda e investigación que deben hacer los alumnos de sus propios conocimientos. La exploración autónoma es clave. Estas búsquedas no conllevan la realización de exámenes, ya que todas estas actividades obtienen el resultado esperado por sí solas para desarrollar sus capacidades.
  • Secundaria (13-16 años): las asignaturas son impartidas por especialistas que, del mismo modo que en las etapas anteriores, inculcan la autonomía, la investigación, la búsqueda y el desarrollo de las competencias. En esta etapa es fundamental que los alumnos adquieran por sí mismos las herramientas que van a necesitar en la vida adulta.

Ventajas

Una de las principales ventajas que ofrece el método Waldorf es que el punto de partida es siempre el propio momento de desarrollo en que se encuentran los niños para adaptar el aprendizaje a ellos. Se trata de una metodología que se centra en los alumnos y sus capacidades, prestando especial atención a lo que quieren aprender.
Fomenta que los profesores partan de los intereses de los estudiantes para llevar a cabo su intervención educativa, respetando en todo momento su etapa de desarrollo y su ritmo de aprendizaje. No evalúan con exámenes, sino utilizando otros métodos, lo que activa las capacidades de los niños.
Por esta razón es tan importante la formación y el conocimiento por parte de los profesores de las metodologías más actuales. El objetivo es impartir una enseñanza que motive a los alumnos, consiguiendo que se sientan plenamente integrados en el propio proceso.

Metodología

Los métodos de enseñanza relacionados con el método Waldord parten siempre del juego, la experimentación y la propia búsqueda del conocimiento. Para ello, se organizan talleres en grupos cooperativos, temas de investigación, proyectos, aprendizajes sobre un tema determinado... No hay que olvidar que la base de la pedagogía Waldorf es la cultura de las artes como método para inculcar la creatividad y favorecer el desarrollo de las personas a lo largo de su vida.
Para lograr este objetivo se plantean actividades en talleres más relacionadas con tareas artesanales, como la carpintería, la experimentación, el cultivo de un huerto…Con la metodología Waldorf se cambia el sistema educativo tradicional que supone un aprendizaje más memorístico basado en libros de textos y elaboración de ejercicios más técnicos y menos creativos. El propósito final es que los niños consigan sacar el máximo partido de sus capacidades y aprendan a su ritmo.