Día Mundial de la Paz: cómo enseñar a los niños el concepto con actividades y juegos

Día Mundial de la Paz

dove-3426159_1280

Día Mundial de la Paz
El 21 de septiembre se celebra el Día Mundial de la Paz. El origen se esta celebración se remonta al año 1981 de la mano de la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU). Se trata de una fecha muy importante, dedicada a conmemorar los ideales de paz, con especial énfasis en el desarrollo tanto económico como social en diferentes campos como la educación, la salud, el cambio climático y el saneamiento.
Una de las principales misiones de los padres es la de educar a sus hijos en valores y enseñarles qué es la paz. Una cultura de paz conlleva una educación que promueva las actitudes y los comportamientos que permitan alcanzar una armonía social y personal con el objetivo de prevenir o resolver conflictos de manera pacífica, a través del diálogo.
La educación comienza en casa, y debe estar presente en todas las etapas de la vida de los más pequeños. No es una buena idea esperar a la adolescencia o que aparezcan situaciones conflictivas para tomar acción, porque entonces ya será demasiado tarde.
Educar en valores es algo que debe hacerse desde la primera infancia de los niños para evitar cualquier situación de riesgo y episodio de violencia. Este tipo de educación también está muy presente en los colegios ya que en los últimos años ha aumentado de forma exponencial el número de alumnos que sufren ciberacoso.

Historia

El Día Internacional de la Paz se establecióen 1981 en una resolución 37/67 de la Asamblea General de las Naciones Unidas. Fue en el año 2001 cuando la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) declaró que el 21 de septiembre será una fecha orientada para celebrar y observar la paz.

Día Mundial de la Paz: mejores actividades para hacer en casa

Tarta

Una de las mejores actividades para hacer en casa con los niños con motivo del Día Mundial de la Paz es la conocida como "Tarta de la Paz". Elige una receta de tarta y coloca todos los ingredientes a la vista. Debajo de cada ingrediente pon un papel, donde previamente habrás escrito actitudes y valores necesarios para la paz: respeto, amor, tolerancia, honestidad...
A un lado, coloca otros alimentos, como la sal y la pimiento, y debajo de cada uno de ellos pon un papel con valores negativos: egoísmo, intolerancia, envidia, rabia... Cuando lo tengas todo listo, comienza la "Tarta de la Paz" con los ingredientes correspondientes en compañía de tu hijo.
Mientras elaboráis la tarta, podéis aprovechar a reflexionar sobre los valores positivos y sobre cómo los valores negativos que has colocado al lado no pueden formar parte de la paz.

Gustos

Para realizar esta actividad, necesitas dos tarros, en los que vas a colocar dos carteles "Me gusta" y "No me gusta". También necesitas un bloc de notas y un lápiz.
Invítale a tu hijo a escribir en un papel lo que le ha gustado y no le ha gustado en el colegio. Una vez escrito, guardas el papel en el tarro correspondiente. Es una forma muy sencilla y efectiva de fomentar la comunicación con los más pequeños en lo que respecta al colegio.

Fotografía

Si a tu hijo le gusta la fotografía, esta actividad le va a encantar. Para este juego necesitas papel, lápiz y una cámara de fotos. En primer lugar, tienes que hacer una lista de actitudes y valores positivos. Luego, invítale a tu hijo a  coger la cámara y fotografiar aquellas situaciones que se correspondan con los valores que has escrito. Lo mejor es salir a la calle e ir en busca de ellos.

Frases

Si tu hijo ya sabe leer, puedes organizar una sesión de lectura en casa para que lea estas frases sobre la paz. El objetivo no es que simplemente las lea, sino que reflexionéis sobre ellas en familia:

  • Cuando el poder del amor sobrepase el amor al poder, el mundo conocerá la paz (Jimi Hendrix)
  • Sin paz no habrá amor (Boño Martínez)
  • O caminemos todos juntos hacia la paz, o nunca la encontraremos (Benjamin Franklin)
  • No hay camino para la paz, la paz es el camino (Mahatma Gandhi)
  • La paz comienza con una sonrisa (Madre Teresa de Calcuta)
  • Que la paz que anuncian con sus palabras esté primero en sus corazones (Francisco de Asís)