Decoraciones navideñas con 'hama beads'

Hama-beadsUna forma de estimular la creatividad de los niños

Una forma de estimular la creatividad de los niños


Recientemente ha caído en mis manosun juego que me ha parecido muy interesante para niños de a partir de 4 años. No pongo edad límite porque, sinceramente, como madre hasta a mi me gusta jugar a este juego. Os lo explico, porque yo no lo conocía, pero desde que jugamos con él, en mi hija ha resurgido una pequeña artista muy creativa. Se trata de realizar imágenes 'pixeladas' con unas pequeñas piezas de plástico de colores. Aunque hay varias marcas diferentes en el mercado, de las que más encontrareis información son de las 'hama beads' o de las 'Perler Beads'. Tampoco pongo sexo determinado para jugar a este juego, ya que conozco tanto niños como niñas que se pueden pasar horas realizando imágenes 'pixeladas'.
La razón por la cuál esta actividad es tan creativa, es porque el niño puede crear decoraciones partiendo de plantillas pre-diseñadas, es decir, con formas ya determinadas, o con unas plantillas base des de la que el niño realiza sus pequeñas obras de arte partiendo desde cero. En cualquier caso, se trata de un juego que permite al niño hacer sus pequeñas creaciones a partir de pequeñas piezas de plástico de colores. Personalmente, junto a mi niña de cinco años, estamos preparando los adornos del árbol de Navidad con estas piececitas: estrellas, bolas, figuritas, etc. Y no solo eso, estamos haciendo posa-vasos navideños, figuras para adornar la mesa de Navidad e incluso, pequeñas creaciones navideñas para regalar a sus amiguitos, familiares o abuelitos. Una forma de conseguir darles un toque muy especial es usar piezas transparentes.
Ni os cuento la satisfacción cuando mi hija entrega sus pequeñas creaciones y ve la cara de alegría de quien lo recibe. Por lo que, además de estimular su creatividad, los niños disfrutan haciendo nuevas creaciones y regalando. Además, con este juego, se pueden pasar horas tranquilamente jugando y disfrutando. Personalmente, empezamos con botes de muchas piezas (15 mil) donde habían diferentes colores. Los metimos en pequeños recipientes y de ahí cada una cogía el color que quería. Pero hay más formas de realizar esta actividad.
Para empezar, deciros que hay tres tamaños de piececitas: 'Mini', 'Midi' y 'Maxi'. Las 'Mini' son muy pequeñas, de hecho se tienen que hacer con pinzas, las 'Maxi', por el contrario son muy grandes. Para nosotras las ideales son las de tamaño 'Midi', ya que se pueden coger bien con los dedos y tienes muchos colores para elegir. Porque si te gusta esta afición  puedes comprar bolsas de piececitas de colores por separado y con una amplia gama. Tienes iIncluso piezas transparentes, colores de purpurina, fluorescentes, etc. Vamos que si entras en alguna de las tiendas on-line puedes darte cuenta de las mil y una opciones para crear. Porque además, puedes hacer imanes de nevera, figuras en 3D, cuadros, pendientes, horquillas para el pelo, decoraciones para la habitación, llaveros, etc.
Eso sí, tener en cuenta de que este juego necesita de un adulto cerca, ya que para 'soldar' las imágenes es necesario el uso de la plancha. La metodología es muy sencilla, el niño tienes las piezas de colores y crea su imagen  luego mamá coge un papel especifico para ello, (es papel como el que usamos para el horno) y lo ponemos encima de la imagen. De ahí la destreza de mamá, que tiene que planchar la imagen sin 'cargarse' la plantilla, es decir, ir planchando con suavidad la imagen mientras vemos que se van fundiendo la piececitas, cuando vemos que ya se han calentado y se van uniendo unas con otras es hora de retirar la plancha y dejar enfriar la figura. Una vez fría, se separa la imagen de la plantilla y ya está la pequeña obra terminada. Es muy sencillo de realizar pero con un resultado asombroso.
Para terminar, comentaros que, además de las tiendas on-line, podéis encontrar este tipo de juego en algunas jugueterías o incluso en Ikea. Pero después de la experiencia, os comento que las de Ikea son más finas y tienen menos cantidad de colores, aunque para probar y jugar con muchos niños, vale la pena tener unas cuantas. Además, al ser más finas cuestan menos de planchar. ¿Has hecho alguna vez imágenes 'pixeladas' de este tipo? ¿Qué consejos nos darías para crear más imágenes?
Foto | Kid's Birthday Parties en Flickr