Cuándo deberías empezar a usar desodorante en niños

Desodorante en niño

Desodorante en niño

Desodorante en niño
Prácticamente todos los adultos tienen olor corporal, así que necesitan utilizar desodorante para evitarlo. Eso sí, parece que, en el caso de los niños, eso no ocurre. Los más pequeños, especialmente los bebés, siempre tienen un buen olor corporal y no lo necesitan.
Sin embargo, llega un punto en el cual empiezan a oler mal y lo necesitan. ¿Cuándo ocurre esto? Pues eso es lo que vamos a explicar hoy, contando cuándo deberías empezar a usar desodorante en niños y por qué, además de los tipos adecuados para los pequeños.

Todo sobre el desodorante en niños

El desodorante sirve para tapar el olor corporal, Lo hace de varias formas, camuflando el mal olor con perfumes, evitando que las bacterias que producen mal olor crezcan y bloqueando las glándulas sudoríparas.
¿Es necesario usarlo en los más pequeños? Para saber más, vamos a ver todo sobre el desodorante en niños. Explicaremos entre otras cosas por qué huele el sudor, cuándo empieza el olor corporal y las excepciones a la norma.

¿Por qué huele el sudor?

En realidad, el sudor por si solo no huele, ya que está compuesto de agua, sales, amonio, azúcar y urea. Lo que produce el mal olor son las bacterias que están presentes en la piel y que descomponen el sudor, provocando el olor.
El sudor huele cuando se produce la llamada adrenarquia. Se trata de un proceso que consiste en la aparición de color corporal, junto al vello púbico y el acné. Consiste en la maduración de las glándulas adrenales, glándulas que están involucradas en la secreción de las glándulas sudoríparas.

¿Cuándo empieza el olor corporal?

La adrenarquia marca el inicio del olor corporal, produciéndose generalmente entre los 8 y 9 años, produciéndose un poco antes en las niñas que en los niños.  Generalmente, va relacionado con la pubertad, comenzando progresivamente y produciéndose el mayor olor en la adolescencia, aunque son procesos independientes.
Antes de la aparición del olor corporal, los niños no necesitan utilizar desodorante, ya que el sudor no tiene ningún olor. Eso sí, después de que aparece el olor, deberían empezar a tomarse medidas para combatirlo. En las primeras etapas, suele ser suficiente con una buena higiene de agua y jabón, pero a veces es necesario usar desodorante desde esas edades tempranas.

Excepciones a la norma

De hecho, a veces se podría producir la llamada adrenarquia prematura, que es una maduración temprana de la glándula adrenal. Eso no solamente provoca olor corporal, sino vello público y acné antes de tiempo.
Es más frecuente que aparezca en las niñas que en los niños, estando relacionada con alteraciones menstruales e hirsutismo (crecimiento excesivo de vello en mujeres). Con respecto a los niños, se relaciona a los niños con obesidad.
Aunque no requiere ningún tratamiento especial, sí que puede ser desagradable para el niño, así que debería combatirse. Por ello, se deberían usar desodorantes en edades tempranas si esto ocurre, además de aumentar la higiene corporal.
También se debería utilizar ropa transpirable, la cual debe cambiarse a diario. Además, se buscará estar fresco, sin estar nunca demasiado abrigado. El desodorante siempre se aplicará sobre una piel limpia y seca, es decir, después de ducharse y secarse.
En cualquier caso, deberías consultar con el pediatra cuando esto se produzca, ya que él es el que puede recomendarte el mejor tratamiento y el mejor desodorante que no irrite la piel del niño.

Desodorantes aptos para niños

Está claro que los niños pueden utilizar desodorante cuando empieza el olor corporal, pero no pueden utilizar cualquier tipo. Los niños con adrenarquia precoz deberán utilizar desodorantes especiales aptos para niños, ya que su piel es más irritable que la de un adulto.
Por ello, deberían evitar desodorantes con alcohol, sales de aluminio, parabenos, perfumes, lanolina y formaldehido. Estos productos pueden provocar picor y rojeces en la piel del niño, así que deberías cambiar la composición. Los desodorantes infantiles suelen ser de piedra de alumbre y de otros compuestos naturales como caléndula y aloe vera.
Cuando el niño crece y ya está cerca de la adolescencia, ya puede utilizar desodorante estándar, ya que la mayoría son aptos para niños. La única excepción es la dermatitis atópica, que tiene algunas excepciones similares a las de los niños con adrenarquia precoz.
En cuanto al formato, el mejor desodorante para niños es el roll-on, el cual tiene mejor absorción y no causa problemas. El spray muchas veces puede ser inalado por un niño pequeño, así que se debería tener cuidado con él.