La guerra dulce

Llevo un par de semanas intentando introducir alimentos sólidos en la dieta de mi hija pequeña. Hasta ahora no he tenido mucho éxito: cierra las encías, a veces saca un poquito la lengua con una expresión entre asco y desconfianza y si, por puro milagro, consigo hacer llegar una cucharadita de papilla a la boca la escupe […]