Gastrofestival 2016 en diez pistas

¿Eres de los que siguen pensando que la gastronomía va simplemente de comer más o menos bien? Si la respuesta es sí, que sepas que la cosa es grave pero tiene solución. Desde el próximo sábado 23 de enero hasta el 7 de febrero Madrid se convertirá en el lugar ideal para hacerte cambiar de opinión a golpe de decenas de eventos que exploran las conexiones entre comer y todo lo demás.

Música, teatro, cine, literatura, moda y salud. Entres tantas opciones y a falta de tiempo, hay que elegir. Ahí va una pequeña selección de diez rutas para aprovechar al máximo la programación del Gastrofestival 2016 y convertirse en todo un aficionado premium de las cosas del comer en tan sólo unos días.

Si tuviera que poner una tienda en algún rincón de Madrid en las próximas dos semanas sin duda la pondría en el Centro Cultural Conde Duque.

El 4 de febrero la artista visual Marta Fernández Calvo junto con Sergio Menem, chelista y compositor, el dúo Treme y la banda Melange pondrá en escena un recital de recetas sonoras donde arte, música y gastronomía se derriten y se funden como mantequilla en un hervidor. La cosa es así: primero se seleccionarán unas recetas de vecinas y vecinos del barrio, luego cada cocinero grabará el sonido de su preparación y finalmente los artistas interpretarán estas especialidades ofreciendo una versión sonora de la receta.

El mismo día el centro acogerá la proyección de la película de todas las películas gastronómicas, es decir, El Festín de Babette. A continuación, en el extremo opuesto del cine gastronómico, música vs silencio, Chef de Joan Favreau. No es Babette, pero merece la pena verla.El día siguiente, otro clásico, Deliciosa Marta seguida por una de esas películas dedicadas al lado oscuro del comer, Fast Food Nation de Richard Linklater. Todas las sesiones son gratuitas y se rematan con una degustación de vinos de cine.

Para toda la duración del Gastrofestival, Conde Duque acogerá también una Gastrohemeroteca, un recorrido temático por la cocina de finales del siglo XIX y principios del XX a través de revistas profesionales de la época como La cocina elegante, La mesa moderna, La ilustración de la mujer, Almanaque de conferencias culinarias, Le pot-au-feu, El gorro blanco, El menú, La cocina artística y casera y Marmitón.

Como termina el 24 de enero quizá sea mejor empezar por Gastroletras, un evento organizado por La Viña (Asociación de Empresarios de Hostelería de la Comunidad de Madrid) en colaboración con una marca de cerveza y los comerciantes del barrio madrileño de Las Letras. Hasta este domingo, 35 bares ofrecerán una tapa inspirada en la obra de Miguel de Cervantes y de otros escritores del Siglo de Oro y un botellín de cerveza por un precio único de 3 euros.

Un año más, ese caja mágica de teatro en píldoras que se llama Microteatro por dinero acoge una programación especial. Bajo el lema ‘Por mis fogones’ desde el 26 de enero hasta el 7 de febrero se podrá disfrutar de cinco microespectáculos centrados en la cocina: Un brindis por, La reina del mercado, Maestro, Y fueron felices… (y solo uno comió ali-oli) y El día del huevo.

¿Se os ocurre una pareja más rara que el Museo del Prado y el irreverente equipo de El Comidista? Por lo menos a mí, no. Y sin embargo el próximo 6 de febrero el auditorio del museo más serio de España acogerá la conferencia titulada ‘La loca historia de la comida’, una “aproximación cómica a lo que comíamos, lo que comemos y lo que comeremos, desde los bisontes de las cuevas de Altamira (que pueden dar pie a hablar de la dieta paleo) hasta los bodegones cubistas (anticipo de la comida tecno-emocional)”. Esto promete.

Otro museo de referencia, el museo Thyssen-Bornemisza, repite con un interesante recorrido por las obras más suculentas de la colección. Entre ellas, los bodegones en los que los artistas se desafiaban a golpe de virtuosismos con la piel del limón y el retrato del cocinero de George Washington.

Para los apasionados de moda, el Mercado de San Antón en Chueca acoge por unos días los “diseños envasados al vacío” de la diseñadora Agatha Ruiz de la Prada, una selección de los modelos más representativos de la colección Otoño-Invierno 2015/2016.

Por muy amplio que quiera ser el alcance de un evento gastronómico, éste no puede prescindir de los restaurantes. Algunos de ellos darán cobijo a chefs estrellados internacionales, otros insertarán en sus cartas platos cardiosaludables revisados por la Fundación Española del Corazón, otros y muchos ofrecerán menús solidarios recaudando por cada uno 1€ que irá destinado a la ONG Acción Contra el Hambre para la lucha contra la desnutrición infantil.

Uno de mis lugares favoritos de Madrid, la librería Apunto, ofrece veinte cursos, catas y talleres maravillosos. Si tuviera que elegir uno sería sin duda el curso de cocina ‘Pasta de tres continentes’ que desengancha la pasta de su supuesta indiscutida patria, es decir Italia, para enseñar que también hay pasta en otros planetas. Desde los tortellini rellenos de espinacas y piñones con salsa de queso ligera hasta las tortas de gazpacho manchego con guiso con perdiz, pasando por los dim sum de pollo vegetales al vapor y la pastela de pollo y almendras al estilo árabe. Interesante perspectiva.