Cervantes en formato tapa

Tocino, chorizo, jamón, huevos revueltos, carrillera de cerdo ibérico, carne en adobo moruno, patatas bravas con alioli verde y “cordorniz feliz”. Con la vista puesta en las próximas ediciones del congreso internacional de gastronomía Madrid Fusión y en su versión callejera Gastrofestival, la capital va calentando motores (o quizá debería decir fogones) con un evento que une gastronomía y cultura.

Gastroletras, así se llama este evento, es una iniciativa organizada por La Viña (Asociación de Empresarios de Hostelería de la Comunidad de Madrid) en colaboración con una marca de cerveza y los comerciantes del barrio madrileño de Las Letras.

Hasta el próximo 24 de enero, 35 bares de este literario barrio de la capital ofrecerán una tapa inspirada en la obra de Miguel de Cervantes (celebrándose en 2016 400 años desde su fallecimiento) y de sus “compañeros” del Siglo de Oro y un botellín de cerveza por un precio fijo de 3 euros.

Casa Alberto, Lhardy, dos pesos pesados de la hostelería de la capital, la Taberna del Chato, el Barril de las Letras, La Cazuelita, La Caserola, La Tapería del Prado, Las Bravas, Los Rotos o El Rincón de Cardeña son algunos de los locales que participan en este evento.

El programa de Gastroletras involucra también a otras actividades comerciales de la zona como librerías y tiendas de moda incluyendo animaciones callejeras, demostraciones de esgrima, cuenta cuentos para niños y adultos, exposiciones y visitas guiadas gratuitas en el barrio que fue paradero de grandes escritores como Cervantes, Quevedo, Góngora y Lope de Vega.

También hay dos concursos literarios y un certamen de microrrelatos.

Y es que, por lo menos para mí, no hay mejor manera de pasar el tiempo que leyendo y disfrutando de la literatura con la boca llena. Y si la cosa va de la mejor literatura española y de algunas de las mejores tapas de Madrid mejor que mejor. Ya tenemos plan para este domingo.

 

Imagen: La tapa ‘Codorniz feliz de las bodas de Camacho’ (media codorniz en tres texturas) elaborada por La Tapería del Prado