Cocina italiana para gente atareada

Me gusta cocinar pero a veces se convierte en una tarea tan aburrida como cualquier otra. Por falta de tiempo, sobre todo, o de ingredientes recurro siempre a las mismas recetas: pasta con salsa de tomate, carne con patatas, pescado al horno, de vez en cuando un bollo casero.

Sin embargo tengo mis métodos para sustraerme a esta aburrida rutina culinaria. Tengo la cocina repleta de recetarios, pero la mayoría de las veces lo que hago es irme al buscador del Cucchiaio d’Argento (la Cuchara de Plata), la web del libro de cocina italiana más exitoso de las últimas décadas.

¿Quiero organizar una cena especial para dos? La Cuchara de Plata. ¿Vienen a cenar mis padres (gente con altas pretensiones italianas)? La Cuchara de Plata. ¿No sé qué cocinar para mi niño? Siempre la Cuchara de plata. Hay muchas recetas perfectas para toda la familia.

Todas las recetas que he probado hasta ahora son a prueba de fallo, bastante sencillas y auténticamente italianas.

Por eso estoy tan contenta de que en estos días Phaidon publique en España los primeros tres volúmenes de una serie que recopila las mejores recetas de la Cuchara de Plata, poniéndolas al alcance de gente atareada y no precisamente buena en la cocina.

Los tres volúmenes –dedicados, cómo no– a la pasta, la pizza y los postres contienen 75 recetas cada uno y siguen el mismo esquema: primero las técnicas de base y después unas cuantas variaciones sobre el tema.

El volumen dedicado a la pizza, por ejemplo, abarca desde la clásica Margherita hasta el calzone (masa de pizza rellena), la focaccia (pizza alta y esponjosa condimentada con todo tipo de ingredientes) y las tartas saladas.

El de la pasta es una exhaustiva antología que comprende desde la lasaña hasta los tortellini pasando por los cannelloni, las pappardelle (tagliatelle anchas) y los ravioli.

Finalmente, el volumen dedicado a los postres se centra en elaboraciones muy típicas de la cocina italiana de todos los días sin embargo mucho menos conocidas que el tiramisù fuera de los confines nacionales, como el ciambellone (bizcocho con forma de rosca) y la crostata (base de pastaflora rellena de mermelada, crema o fruta).

La serie se completará la próxima primavera con otros dos títulos muy prometedores: Verduras y hortalizas y Helados. Ya estoy deseando hojearlos y cocinarlos.

PIZZANAPOLETANA

CIAMBELLONE

 

Imágenes: 1_Cannelloni alla besciamella (Canelones con bechamel); 2_Pizza Napoletana (Pizza Napolitana); 3_Ciambellone Marmorizzato (Roscón marmolado) Cortesía de Phaidon.