Pon una ilustración en tu plato

Un plato es un plato y un plato es un símbolo. Un plato sirve para dar cobijo a la comida o para señalar su ausencia. Un plato lleno es lo opuesto a un plato vacío. Cierto, pero no siempre.

Pablo Fernández Tejón es diseñador, ilustrador y fundador del estudio gráfico ovetense Pixelbox. Cada año, como si de un sano ritual se tratara, se embarca en un proyecto personal en el que mezcla sus pasiones y sus intereses –entre ellas la cocina y el arte– con una buena dosis de libertad. El proyecto que le ha tenido ocupado durante este 2015 y que se ha presentado recientemente en Oviedo se llama “Ilustradores a la mesa” y me gusta por varios motivos.

El primero es que involucra a lo mejorcito del actual panorama de la ilustración y del diseño gráfico español. Brosmind, María Herreros, Ana Galvañ, Mágoz, Buba Viedma, Carmen Saldaña, Dani Blázquez, Eli García, Iván Castro, Juan Díaz-Faes, La Perera, Nat Tattaglia, Rubén Montero son algunos de los 48 artistas que se han sumado a este proyecto.

Cada uno de ellos ha tenido que contestar a una pregunta aparentemente sencilla “Si fueras comida, ¿qué comida serías?”. Una vez elegido el plato que mejor les definía, los artistas han ilustrado su propia vajilla, convirtiendo algo que normalmente pasamos por alto cuando comemos en una obra de arte única, exclusiva y digna de ser expuesta. Y esto es el segundo motivo por el que me gusta esta iniciativa.

Hasta finales de octubre la exposición “Ilustradores a la mesa” se podrá visitar en Oviedo en la Lata de Zinc. Luego, a partir de noviembre, se podrá ver en Gijón y quizá, más adelante, en otras ciudades españolas.

El tercer motivo por el que me gusta este proyecto es que viene también en formato libro –medio catálogo y medio recetario– en el que cada uno de los artistas no sólo explica por qué ha elegido un determinado plato para presentarse y autorepresentarse, sino que también suelta su receta. Sardinas de verano, callos con garbanzos, puttanesca, cachopo, sopa de ajo, tiramisù y tarta de fresas.

PLATOS7

PLATOS6

Pero lo que más me gusta de este proyecto, hasta más que la receta de la pasta alla puttanesca y del tiramisù, es que se trata de un proyecto solidario. Tanto el libro como las vajillas se pueden adquirir a través de su página web y todos los beneficios derivados de esta venta serán destinados a labores sociales relacionadas con la comida como comedores sociales, bancos de alimentos y cocinas económicas.

La acogida del proyecto está siendo brutal y me consta que está gustando mucho pero esto no ha hecho más que empezar” afirma Pablo Fernández Tejón. “El proyecto real empieza ahora y no es otro que tratar de conseguir vender todos los libros y platos para recaudar el máximo dinero posible”.

Por una vez, un plato lleno no es lo opuesto a un plato vacío.

 

Imágenes: 1_Una imagen de la exposición 'Ilustradores a la mesa' en la Lata de Zinc, Oviedo; 2 y 3_El libro 'Ilustradores a la mesa'