¡Mañana es #FoodFriday!

No existe aficionado a la gastronomía que no siga a alguien en Twitter. Hasta los críticos gastronómicos más reacios a las redes sociales y los más respetados de este país siguen a un puñado de cocineros, blogueros, instituciones oficiales y periodistas en Twitter.

Twitter es un canal de información democrática en tiempo real, ¿cómo no voy a acudir a él en un asunto tan democrático y constantemente en tiempo real como comer?

Hace unas semanas dediqué un post a ese matrimonio bien avenido entre la comida y la red de microblogging, dando la bienvenida por fin a su unión oficial a través de la cuenta @TwitterFood, que cuenta ya con más de 25.000 seguidores.

Mañana a lo largo del día Twitter dará un paso más animando a todos los profesionales y aficionados a la gastronomía a compartir contenidos relacionados con la comida a través del hashtag #TwitterFriday.

Los temas de conversación propuestos son, por la mañana, lo que nadie normalmente ve del día a día de un restaurante. Cocineros como Ramon Freixa, Ángel León, los hermanos Torres, Dani García o Martín Berasategui harán recorridos por sus despensas hablando, por ejemplo, de sus ingredientes favoritos o contando anécdotas sobre la cotidianidad de sus restaurantes.

A mediodía toca lo que siempre toca en Twitter: presumir de lo que estamos comiendo y finalmente por la tarde habrá un intercambio de consejos, trucos y ofertas entre los cocineros y sus seguidores.

Irlanda, Reino Unido, Francia y Alemania también deberían sumarse a esta iniciativa que pretende revitalizar la red social utilizando la gastronomía como muleta.

Según una encuesta realizada sobre 2.355 usuarios de Twitter España, el 59% de los usuarios se informa y comparte información sobre gastronomía y restaurantes en Twitter. El 83% habla de gastronomía con amigos y familiares a través de Twitter y la mitad lo hace regularmente. El 47% sigue a cocineros, blog de recetas y canales de información gastronómica, el 40% ha buscado inspiración en Twitter para preparar algún plato y al 44% le gusta que los restaurantes informen a través de Twitter sobre el origen de los alimentos.

Lo cierto es que los gastropresumidos y gastroenterados (se me perdonen todos estos palabros) hasta ahora hemos tenido en Twitter un aliado perfecto para estar al día de todo lo que pasa dentro y en torno a los restaurantes, en las calles y, por qué no, en las cocinas de cada uno. Famosos o no, eso da igual.

No existe nada tan democrático como comer. Y esto hay que celebrarlo. Con hashtag y sin hashtag. Mañana o cuando sea.