¡Devolvednos los platos!

Le he oído decir en varias ocasiones a Ferran Adrià que se podría montar una exposición sólo con las vajillas de elBulli. Nunca estuve allí, pero creo que no es para menos. La revolución tecnoemocional (la que se sigue llamando erróneamente molecular) no se podría entender sin sus vajillas. Platos que dejan de ser cuadrados […]