Un fuerte abrazo Rafael Nadal 

Un fuerte abrazo Rafael Nadal 

EFERafael Nadal Open Australia

Lo sentimos mucho Rafa. Sentimos que te hayas vuelto a lesionar y que hayas tenido que abandonar el Open de Australia, que habías preparado con tanto esfuerzo e ilusión, perdiendo kilos y entrenando sin cesar. Pero las malditas lesiones no te dejan en paz en este circuito tan exigente, como lo vimos en Wimbledon en plena semifinal, cuando tu padre te pidió que te retiraras.

Pero Rafael Nadal es un deportista de excepción, probablemente el más grande de la historia del tenis y de  España. Y le acompaña el pundonor y una capacidad más que asombrosa de sufrir y de pelear hasta el último punto de cada partido.

Quizás debió Nadal retirarse en el último Roland Garros, cuya pista central deberá llevar su nombre, o en Wimbledon cuando se lesionó. Pero Rafa no se resigna y sigue y quiso defender y revalidar su título de Australia y puede que al final se despida del circuito del tenis en el próximo Roland Garros.

Además el liderazgo del Gran Slam, que desesperadamente busca Novak Djokovic, no es tan importante como piensan algunos porque en la tierra batida nunca más habrá un jugador como Nadal.

Y porque en deportividad Rafa comparte con su amigo Federer (otro gigante del tenis con el que Rafa jugó y ganó en Wimbledon, el que está considerado mejor partido de la historia del tenis) el podium de buen hacer y saber ganar y saber perder.

Rafael Nadal vuelve ahora a su casa a descansar y a luchar contra esta su última lesión. Y como conocemos su tesón sabemos que en cuestión de unas semanas lo volveremos a ver entrenando y compitiendo. Pero, eso sí, no queremos ver sufrir a Rafael en las pistas de tenis, ni hacer esfuerzos extraordinarios para competir por títulos menores.

Porque creemos que Rafael Nadal, nuestro admirado deportista, sobre todo se tiene que preparar para su último Roland Garros y despedida definitiva, lo que sin duda se convertirá en un acontecimiento deportivo mundial. O sea, ¡vamos Rafa!, primero a descansar y luego a recuperar. París te espera y a esa cita si que no no puedes faltar.

Sobre el autor de esta publicación

Marcello

Un Jack Russell de pura raza, que cursó estudios de criminología en Oxford, y se licenció "cum laude" en el master de sabuesos de Scotland Yard. En Inglaterra conoció a un bisnieto del perro de Baskerville y en Estados Unidos (donde tiene a dos primos hermanos, Uggie ganador de un Oscar con 'The Artist' y Eddie, el perro del psiquiatra Frasier Crane) trabajó a las órdenes del FBI. De regreso a España se dedicó al periodismo que es profesión mas arriesgada que la lucha contra el crimen internacional, y en esto de Internet lleva casi doce años y sin descansar