Rueda el balón en Qatar y en España

Mundial Fútbol de Qatar

EFEInauguración del Mundial de Fútbol Qatar 2022

La Selección de Qatar perdió, en casa y frente a Ecuador (0-2), el primer partido del Mundial de Fútbol precedido de una espectacular ceremonia en la que Morgan Freeman hizo de anfitrión tras los impresentables disparates del presidente de la FIFA, Gianni Infantino. Y a la espera estamos de que, ante más de medio mundo, aparezcan los grandes favoritos torneo como Inglaterra que debuta lunes frente a Irán.

Aunque en España el mayor espectáculo del mundo se estrena el miércoles entre la Selección de Costa Rica y la de Luis Enrique quien, para bien o para mal, ha asumido el protagonismo y la responsabilidad del equipo español.

El que, si supera la fase de Grupos, frente a Costa Rica, Japón y Alemania, al menos habrá salvado ‘los muebles’.

Pero si España se hunde en esta primera eliminatoria pues entonces adiós a Luis Enrique y que se prepare Pedro Sánchez porque los españoles, que acabamos de entrar en el frío invierno y en las grandes facturas de la cesta de la compra de la Navidad, del gas y la electricidad, culparán al Presidente del Gobierno de la eliminación y la indignación nacional subirá.

Mientras que si España alcanza las semifinales ya aparecerá Sánchez en la televisión para anotarse semejante proeza. Y no digamos si España ganará el Mundial de Qatar en cuyo caso Sánchez se colocaría las dos estrellas en la solapa de su chaqueta como si él mismo hubiera sido el máximo goleador.

Porque menudo es Sánchez para escurrir el bulto de sus errores, o para apuntarse tantos y victorias ajenas de todo lo que ocurre a su alrededor.

Ahora, por ejemplo, el Presidente anda de perfil mientras sus ministras se zurran de lo lindo y mutuamente por las desavenencias internas sobre la Ley del ‘sí es sí’ y la Ley Trans. Y así va a seguir Sánchez al menos hasta que se aprueben los PGE de 2023 sin problemas con UP, y mientras gana tiempo en su otro frente abierto de las pretendidas reformas de los delitos de sedición y malversación para que tampoco se les despisten los de ERC.

Y mientras tanto, y como una bendición caída del cielo sobre La Moncloa, rueda el balón en Qatar, la política pasa a un segundo plano y el Gobierno está encantado de que los españoles -a dos partidos diarios en la primera fase- permanezcan hipnotizados frente al televisor y se olviden de todo lo demás.

Y además como Feijóo no parece tener ganas de nuevos enfrentamientos con Sánchez y su ‘troupe’ pues miel sobre hojuelas y todos prácticamente de vacaciones hasta después de Reyes Magos. Como si en la España de hoy, donde millones de ciudadanos pasarán una pésima Navidad, no ocurriera nada grave que necesite la ayuda urgente del Gobierno de la nación y las iniciativas y gestos de la Oposición.

Pero todo eso queda para más adelante porque por ahora lo más importante es que en Qatar siga rodando el balón y que, de momento, Luis Enrique le mantenga a la Selección bien entrenada y con la moral alta. Porque está claro que lo primero es lo primero y el Mundial pasa por encima de todo lo demás.

Sobre el autor de esta publicación

Pablo Sebastián

Pablo Sebastián, actual Editor y fundador del diario digital Republica.com, ha sido el primer periodista en fundar un diario exclusivamente digital de habla hispana en España y America, al iniciar esta su etapa profesional y digital en el año 1997 con EstrellaDigital.es, hace ya 25 años.

Pablo Sebastián, nacido en Córdoba en 1947, es licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra y desarrolló una amplia carrera profesional en la que trabajó en todos los diarios impresos de la Transición: ABC, Diario 16, El Pais, El Mundo y El Independiente que fundó y dirigió.

Asimismo fue delegado del Periódico de Cataluña en Madrid, director de Interviú, subdirector de Tiempo, y corresponsal de EFE, ABC y Cambio 16 en Bruselas. Y más adelante corresponsal de TVE en Paris, después de haber dirigido uno de los telediarios (TD3) de la primera cadena de TVE y haber colaborado en radio con RNE, COPE y Onda Cero.

Pablo Sebastián fue vicepresidente de la APE, Asociación de Periodistas Europeos, y luego secretario general y fundador de la AEPI, Asociación de Periodistas y Escritores Independientes. Tiene en su haber el ‘Premio del Periodismo Europeo, el Premio del Movimiento Europeo, el Premio Luca de Tena, así como el Premio a la Libertad de Expresión. Durante la Transición y en la oposición al franquismo fue representante, durante su estancia en Bruselas, de la Junta Democrática de España ante la Comisión Europea y el Parlamento Europeo.