Putin perdedor del G-20 mientras USA y China se acercan

Cumbre G-20

EFECumbre de Jefes de Estado y de Gobierno del G20 en Bali

‘La era actual no debe ser de guerra y es inadmisible el uso o la amenaza de uso de armas nucleares”. Estas frases positivas y alentadoras figuran en el borrador del comunicado final de la Cumbre del G-20 que se celebra en la localidad balinesa de Nusa Dua donde, por primera vez, se han reunido los presidentes de EE.UU. y China, Joe Biden y Xi Jinping en un encuentro que se ha calificado de positivo.

Comunicado del G-20 (donde están representados países que representan el 80 % del PIB mundial, y donde España participa como nación invitada) en el que la gran mayoría de los asistentes ha condenado la invasión de Rusia en Ucrania. Aunque algunos han marcado distancias y quejas sobre el alcance de las sanciones impuestas al régimen del presidente Putin, el gran ausente y perdedor de la Cumbre.

Una cita de la que se desprende una cierta esperanza y optimismo en pos de impedir el renacer de una ‘guerra fría’, alejando el riesgo de un conflicto de alcance mundial y nuclear entre primeras potencias de Oriente y Occidente.

Lo que además de favorecer la paz mundial puede permitir el relanzamiento del comercio internacional y la mejora de la economía. Y el abastecimiento de trigo y productos de primera necesidad para las naciones más débiles del Planeta Tierra que acaba de llegar a la cifra de 8.000 millones de habitantes.

Y donde la sequía que emana del cambio climático y la guerra de Ucrania han provocado una nueva hambruna. Lo que dio pie al presidente chino, Xi Jinping, para criticar el bloqueo de Vladimir Putin a los barcos que deben de transportar por todo el mundo el trigo de Ucrania, que es el primer productor internacional.

El presidente Biden ha llegado a Bali con la sonrisa de su buen resultado en las elecciones legislativas americanas del pasado día 8 que se anunciaron muy malas para los demócratas, y que le han resultado bastante buenas una vez que mantienen el control del Senado y a pesar de haber perdido, por un escaso margen, la mayoría de la Cámara de Representantes.

Lo que habrá celebrado el chino Jinping, porque ello supone que Nancy Pelosi, que visitó hace poco Taiwán de manera desafiante ante Pekín, ya no será la presidenta de la Cámara. Y un Jinping que, como Biden, también se siente triunfador porque el Congreso del Partido Comunista de China le ha concedido un nuevo mandato presidencial por aclamación.

Y esta nueva relación y vía de diálogo entre Biden y Jinping es algo muy importante para las dos primeras potencias del mundo. Y para la paz y la economía y el comercio internacional, tras los pasados años de pandemia y los recientes de guerra de Ucrania y crisis energética.

Al tiempo que deja a Putin en un tercer plano y obligado a buscar el fin de la guerra de Ucrania que además no está en condiciones de ganar.

Sobre el autor de esta publicación

Pablo Sebastián

Pablo Sebastián, actual Editor y fundador del diario digital Republica.com, ha sido el primer periodista en fundar un diario exclusivamente digital de habla hispana en España y America, al iniciar esta su etapa profesional y digital en el año 1997 con EstrellaDigital.es, hace ya 25 años.

Pablo Sebastián, nacido en Córdoba en 1947, es licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra y desarrolló una amplia carrera profesional en la que trabajó en todos los diarios impresos de la Transición: ABC, Diario 16, El Pais, El Mundo y El Independiente que fundó y dirigió.

Asimismo fue delegado del Periódico de Cataluña en Madrid, director de Interviú, subdirector de Tiempo, y corresponsal de EFE, ABC y Cambio 16 en Bruselas. Y más adelante corresponsal de TVE en Paris, después de haber dirigido uno de los telediarios (TD3) de la primera cadena de TVE y haber colaborado en radio con RNE, COPE y Onda Cero.

Pablo Sebastián fue vicepresidente de la APE, Asociación de Periodistas Europeos, y luego secretario general y fundador de la AEPI, Asociación de Periodistas y Escritores Independientes. Tiene en su haber el ‘Premio del Periodismo Europeo, el Premio del Movimiento Europeo, el Premio Luca de Tena, así como el Premio a la Libertad de Expresión. Durante la Transición y en la oposición al franquismo fue representante, durante su estancia en Bruselas, de la Junta Democrática de España ante la Comisión Europea y el Parlamento Europeo.