Mucho más Barça que Madrid

Mucho más Barça que Madrid

EFEReal Madrid - FC Barcelona

La final, además de la conquista de la Supercopa. título considerado menor aunque por el que iban a luchar los dos grandes españoles, tenía planteadas desde antes de comenzar varios duelos que los minutos y sobre todo el resultado iban a resolver. Antes de comenzar, Xavi estaba más que cuestionado porque el Barça con él necesitaba al menos una copa. Ancelotti, teóricamente, más firme en su puesto y consagrado campeón con el Madrid, se jugaba menos, pero siempre el honor profesional. Al descanso quien ya iba ganando era el barcelonista. Su equipo con solo dos delanteros se había adelantado con dos tantos en los que Gavi había sido autor del primero y quien pasó a Lewandowski el segundo. Ambos entrenadores habían apostado por tener cuatro hombres en el centro del campo y en esta zona salió ganando el azulgrana. De tal modo, que Kroos y Modric no fueron lo que de ellos se espera. Su entrenador les dio relevo en el segundo tiempo por Ceballos y Asensio. Ancelotti acabó por incluir a Nacho por Carvajal, Todas las variantes fueron muestra de que no le había ganado la partida a su colega. El cambio de Camavinga por Rodrygo para potenciar el ataque tampoco fue efectivo. Ancelotti, en las vísperas, había mantenido dudas sobre su zaga y en esta ocasión tuvo toda la razón porque dos de los tantos encajados llegaron por errores defensivos. Especialmente Rudiger tuvo momentos de demasiado infortunio.

Sobre Courtois considerado el mejor portero del mundo estaba la sombra del alemán Ter Stegen al quien se concede la segunda plaza mundial. A la mitad del encuentro el belga ya había recogido dos balones de su portería. A los trece minutos Courtois salvó a los suyos del primero gol con extraordinaria parada. Desvió el balón y este se estrelló en un palo. Al margen de los goles encajados, el madridista ya había dejado constancia de por qué razones se le considera el mejor. En la segunda parte salvó a los suyos del tercero y cuartos tantos que detuvo a Dembelé y Lewandowski. No pudo evitar el tercero real obra de Pedri, en jugada colectiva.

En el ambiente estaba la sensación de que Benzema está en mejor momento de forma que Lewandowski y de él se esperaban los goles y sobre todo, el armazón del ataque. Sucedió que el polaco había sido protagonista en el disparo que acabó en el palo y además de regalarle la pelota a Gavi marcó el segundo de su equipo. El remate de cabeza de Benzema quedó en susto para Ter Stegen. También en este caso el duelo lo ganó el barcelonista. No solo por el tanto que se apuntó, sino por su participación muy decisiva en los ataques de los suyos. Benzema ya en el 93, en el tiempo añadido, hizo diana y maquilló el resultado.

La superioridad barcelonista hubo momentos en que resultó casi humillante. Los azulgrana mantuvieron el balón en su poder tanto tiempo sin interrupciones que dio la sensación de que estábamos en un entrenamiento. El Madrid era favorito y ello debió ser fracaso para las casas de apuestas. Era inesperada la superioridad barcelonesa. Sobre todo por la diferencia.

Posdata. Al comienzo, el Barça alineó cuatro españoles y el Madrid, uno.

Sobre el autor de esta publicación

Julián García Candau

Nació en Vila-real (Castelló). Periodista.

Fue jefe de Deportes de “Ya”. Jefe de Deportes, Redactor Jefe y cronista parlamentario de “El País”. Director de Deportes de Televisión Española. Director de Deportes de la Agencia EFE. Director del diario “AS”. En la actualidad es colaborador de “Levante”.

Libros: “Santana”, “El fútbol sin ley”, “Historia de los Mundiales”, “Madrid-Barça- Historia de un desamor”, “La moral del Alcoyano”, “Bernabéu, el presidente”, “Celos, amor y muerte. Tragedias y pasiones del toreo” y “El deporte en la Guerra Civil”. Este libro el 26 de abril de 2008, el Premio de la Crítica en Valencia.

Ha colaborado en la Enciclopedia Espasa y en varios libros de diversos autores, entre ellos, “Historia de los espectáculos en España” y “Periodismo especializado”. En la actualidad es el único periodista en activo que informó de la victoria de la selección española de fútbol en la Copa de Europa en 1964. Posteriormente, asistió a las de 1968, 1980 y 2004.

Ha sido cronista de partidos de la selección española de fútbol desde 1963. Es el periodista deportivo que más crónicas ha dedicado al equipo nacional.

Ha sido enviado especial en campeonatos del Mundo de Alemania-74, Argentina-78, España-82, México-86, Italia-90, Estados Unidos-94, Francia-1998 y Alemania 2006.

Ha dirigido cursos de verano en la Universidad Menéndez y Pelayo de Santander y Juan Carlos I en Ronda, sobre cuestiones deportivas.

Ha pronunciado conferencias sobre deportes, olimpismo y lenguaje deportivo en diversas universidades españolas. Formó parte de la Comisión de Prensa del Comité Olímpico Internacional durante cinco años.

En 1975 le otorgaron el Premio Promosport en San Sebastián.

En 1989, recibió el Premio de Periodista del Año de “El Mundo Deportivo” de Barcelona.

En 1992 le fue concedido el premio Víctor de la Serna de la Asociación de la Prensa de Madrid. Es el único periodista deportivo que lo posee.

En 2006, le fue otorgada la medalla de plata el Mérito Deportivo. También fue distinguido con la Medalla del Barón de Coubertin que concede el Comité Olímpico Internacional.