Luis Enrique da tarta a todos

Estadio internacional de Amán

EFEJordania - España

Luis Enrique predica a favor de la familia, del grupo, de la piña, de la hermandad, es decir del equipo, del conjunto. No quiere individualidades porque cree en la función colectiva y de ahí que ante Jordania alineara al principio un once tan difícil de adivinar como un pleno al quince. Que contara con Robert Sánchez era imaginable porque desea que todos compartan la tarta mundialista. Que alineará a Ansi Fati, feliz goleador, también era fácil de pronosticar porque quiere que el barcelonista, que ha jugado tan poco en su equipo, logre progresión en la selección. Lo complicado en Luis Enrique es contar con una defensa en la que jugaron tres centrales, Eric, Pau Torres y Laporte. En el lateral derecho estuvo Carvajal, o sea, en su sitio.

Tres centrales es técnica muy utilizable cuando se pretende jugar con tres hombres en el centro de la zaga para contar con dos laterales de los que llegan al área contraria con velocidad. No era el caso de Laporte que se limitó a cumplir en zona poco habitual. Lo sorprendente tal vez fue el hecho de que fuera Pau Torres quien ejerciera de jefe de la zaga no solo para defender, sino también para conducir el balón hacia adelante. Hizo las veces de centrocampista que conduce la pelota incluso desde el campo contrario, labor que le resulta casi fácil porque tiene bien toque de balón especialmente con el pie izquierdo.

El seleccionador hizo realidad su pensamiento de que todos los jugadores se sientan concernidos y ninguno se relaje porque tendrá su oportunidad. Así, sobre la marcha fue haciendo cambios. Hasta ocho futbolistas entraron en los relevos. Ferrán Torres, Rodri, Raya, Nico Wiliams, autor del tercer gol, Yeremi Pino, Azpilicueta, Dani Olmo y Jordi Alba, que acabó como capitán, tuvieron sus minutos. Luis Enrique pese a los cambios, en algunos casos tan radicales, mantuvo un estilo. Dio muchos minutos al barcelonista Gavi, que una vez más, se mostró como gran gladiador que no escondió nunca la pierna aunque pusiera en riesgo el contacto con el adversario. Que acabará Rodri como central debe ser condición que no disgusta al seleccionador porque ya lo ha alieneado alguna vez en ese puesto.

El examen sirvió para ver a Ansu Fati que continúa sin llegar al mejor punto de su estado de forma. Estuvo bullidor pero la mayoría de sus jugadas no llevaron el mano a mano hacia adelante. La más de las veces conservó la pelota buscando la jugada hacia el centro o cediéndola hacia atrás. Pero hay que seguir confiando en él. Como en Nico Williams, que marcó un gran gol y su velocidad puede ser determinante en algún momento.

Luis Enrique aprovechó el partido para hacer la prueba del nueve, es decir, alinear a Asensio y Ferrán Torres en ese puesto que debe estar destinado a Morata, que esta vez no jugó porque sigue recuperándose como Guillamón, central que pese a que no es tan alto como Eric García, merece más confianza porque es más contundente y sabe jugar al fútbol mucho mejor. El técnico decidirá por el acompañante de Laporte, que parece titular, en el centro de la zaga. Jugó un tiempo Sánchez y en la segunda parte salió David Raya, que en las dos primeras intervenciones no estuvo muy acertado. Luego no pasó apuros y ya tiene su parte en la película la que quiere Luis Enrique para que todos sean si no protagonistas, sí, al menos, figurante

Sobre el autor de esta publicación

Julián García Candau

Nació en Vila-real (Castelló). Periodista.

Fue jefe de Deportes de “Ya”. Jefe de Deportes, Redactor Jefe y cronista parlamentario de “El País”. Director de Deportes de Televisión Española. Director de Deportes de la Agencia EFE. Director del diario “AS”. En la actualidad es colaborador de “Levante”.

Libros: “Santana”, “El fútbol sin ley”, “Historia de los Mundiales”, “Madrid-Barça- Historia de un desamor”, “La moral del Alcoyano”, “Bernabéu, el presidente”, “Celos, amor y muerte. Tragedias y pasiones del toreo” y “El deporte en la Guerra Civil”. Este libro el 26 de abril de 2008, el Premio de la Crítica en Valencia.

Ha colaborado en la Enciclopedia Espasa y en varios libros de diversos autores, entre ellos, “Historia de los espectáculos en España” y “Periodismo especializado”. En la actualidad es el único periodista en activo que informó de la victoria de la selección española de fútbol en la Copa de Europa en 1964. Posteriormente, asistió a las de 1968, 1980 y 2004.

Ha sido cronista de partidos de la selección española de fútbol desde 1963. Es el periodista deportivo que más crónicas ha dedicado al equipo nacional.

Ha sido enviado especial en campeonatos del Mundo de Alemania-74, Argentina-78, España-82, México-86, Italia-90, Estados Unidos-94, Francia-1998 y Alemania 2006.

Ha dirigido cursos de verano en la Universidad Menéndez y Pelayo de Santander y Juan Carlos I en Ronda, sobre cuestiones deportivas.

Ha pronunciado conferencias sobre deportes, olimpismo y lenguaje deportivo en diversas universidades españolas. Formó parte de la Comisión de Prensa del Comité Olímpico Internacional durante cinco años.

En 1975 le otorgaron el Premio Promosport en San Sebastián.

En 1989, recibió el Premio de Periodista del Año de “El Mundo Deportivo” de Barcelona.

En 1992 le fue concedido el premio Víctor de la Serna de la Asociación de la Prensa de Madrid. Es el único periodista deportivo que lo posee.

En 2006, le fue otorgada la medalla de plata el Mérito Deportivo. También fue distinguido con la Medalla del Barón de Coubertin que concede el Comité Olímpico Internacional.