Yolanda Díaz, autodeterminación, centralidad y barbarie

Yolanda Díaz, autodeterminación, centralidad y barbarie

EFELa vicepresidenta y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, durante un acto de Sumar

Yolanda Díaz está a favor de la independencia de Cataluña o de facilitarla como lo ha confirmado ayer, en la presencia de Ada Colau, diciendo que ‘Cataluña debe decidir su futuro’ y tener ‘el reconocimiento que merece’.

Es decir, que Díaz apoya la autodeterminación hacia la independencia de Cataluña (e imaginamos que del País Vasco, Galicia, Baleares, etc), muy a pesar de que es ilegal e inconstitucional. Confirmando Yolanda que está en contra de la unidad de España, la única nación cuya soberanía depende del conjunto del pueblo español, como dice la Constitución.

Por lo que mucho tememos que Yolanda Díaz carece de los fundamentos políticos y democráticos necesarios como para liderar un ‘proyecto de país’ democrático y europeo en el que ella se presenta con ‘Sumar’ como la líder de una presunta ‘centralidad social’.

Hace algunos días y emulando la portada de ‘Hermano Lobo’ donde un político que arengaba a sus seguidores les preguntaba: ‘¿Qué queréis, yo o el caos?’ y la masa respondía: ‘¡el caos, el caos!’ Yolanda Díaz mejoró la disyuntiva viniendo a decir: ‘¿Qué queréis yo, o la barbarie’? Porque ella considera ‘barbarie’ lo que no está en la órbita del Gobierno donde milita.

En realidad Yolanda no necesita presentar su ‘proyecto país’ porque ya lo conocemos y se identifica con todo lo que ha hecho y hace el Gobierno de Sánchez. Donde es verdad que se han tomado importantes decisiones de alcance social (como la reforma laboral que ella impulsó), pero también se aprobaron leyes y decretos no democráticos y anti españoles.

De manera que eso que dice Yolanda Díaz su ‘proyecto país’ no es creíble (podría hablar de un proyecto para ‘una parte’ radical del país) y no necesita mucha más explicación.

Ahí está, por ejemplo la ‘chapucera Ley del solo sí es sí, sobre la que Díaz calla y otorga, gracias a la cual violadores y agresores sexuales -son cerca de ¡200!- están quedando en libertad o recibiendo rebajas de sus condenas, (mientras crecen los crímenes de violencia de género) entre las risotadas de la secretaria de Estado de Igualdad.

Y ahí están los delincuentes sediciosos, malversadores y corruptos a los que el Gobierno del presidente Sánchez y la vicepresidenta Díaz han favorecido con rebajas penales gracias a la supresión del delito de sedición y la reforma del delito de malversación.

Lo que permite a los separatistas catalanes a convocar un referéndum para la autodeterminación y proclamar la independencia de Cataluña sin ninguna  consecuencia penal, por la ausencia de la sedición, y siempre y cuando que no se produzcan ‘desórdenes públicos agravados’ o ‘violencia’.

De lo que deducimos que el modelo territorial de Yolanda Díaz para España es el de ‘nación de naciones’ (regreso a los Taifas) confederal y a la vez y por supuesto ‘republicana’. Y de corte populista o peronista similar al que lideró en Argentina Cristina F. de Kirchner a la que Yolanda Díaz abrazó en Buenos Aires cuando resultó imputada por corrupción.

Pero nada de todo esto y su paso por el Gobierno de Sánchez tiene que ver con ‘la centralidad’ sino más bien con una extrema izquierda populista. Y si Yolanda Díaz califica a sus adversarios de la derecha como ‘la barbarie’ -lo que más bien le encajaría a Bildu- veremos que eso de la ‘centralidad’ de la que presume no se corresponde con una realidad democrática.

La Europa democrática con separación de los Poderes del Estado, respeto a las libertades, especialmente de información y opinión, a la independencia de la Justicia, el derecho a la propiedad privada y las garantías del Bienestar social, es el marco político y constitucional en el que habita España desde el inicio de la Transición y amparada por la Constitución de 1978 (aprobada por el PCE en el que milita Yolanda). Y es en ese marco donde se puede hablar, con conocimiento de causa, de la ‘centralidad’.

Pero todo esto no tiene nada que ver con el Gobierno de Sánchez ni con el conjunto de fuerzas políticas que le acompañan y entre las que Sumar aspira a sustituir a UP. E incluso a ampliar su base electoral gracias y en base a la buena imagen y modales de Yolanda Díaz, que los tiene, aunque adolece de un discurso democrático y constitucional.

Sobre el autor de esta publicación

Marcello

Un Jack Russell de pura raza, que cursó estudios de criminología en Oxford, y se licenció "cum laude" en el master de sabuesos de Scotland Yard. En Inglaterra conoció a un bisnieto del perro de Baskerville y en Estados Unidos (donde tiene a dos primos hermanos, Uggie ganador de un Oscar con 'The Artist' y Eddie, el perro del psiquiatra Frasier Crane) trabajó a las órdenes del FBI. De regreso a España se dedicó al periodismo que es profesión mas arriesgada que la lucha contra el crimen internacional, y en esto de Internet lleva casi doce años y sin descansar