Toneladas de agua en la Luna 

La cápsula de la sonda Chang'e-5 en su retorno a la Tierra en diciembre de 2020.

EFELa cápsula de la sonda Chang'e-5 en su retorno a la Tierra en diciembre de 2020.

Ya nos decía Tamames en el debate de la moción de censura que el agua (potable) es un bien muy preciado que escasea en España, y en muchas partes del mundo, y que debemos cuidar y repartir con esmero en estos tiempos de ‘pertinaz sequía’ y cambio climático.

Y mire usted por donde acabamos de enterarnos que China ha descubierto ingentes cantidades de agua, hasta 270.000 toneladas, en la Luna gracias a los cristales que en 2020 trajo a la Tierra la sonda china Chang’e 5.

Lo que permite imaginar que, en un periodo no muy largo de tiempo, será mucho más fácil y posible habitar nuestro planeta más cercano gracias a la presencia de agua. La que probablemente se ubica congelada en la cara oculta de la Luna a resguardo de los rayos del Sol.

De hecho hace pocos días los americanos nos mostraron los nuevos trajes -en parte fabricados en España- de los 5 astronautas que la NASA enviará a la Luna en 2025 con la intención de instalar una base permanente en algún lugar de la superficie lunar, probablemente en el llamado Polo Sur. Y en la que en un principio se instalarán un hombre y una mujer.

Y a ser posible no muy lejos del agua, o con sistemas hidráulicos que harán posible que primeros habitantes de la Luna dispongan en su base de agua corriente para beber, ducharse. E incluso para regar y producir alimentos vegetales y energía (que también la pueden extraer del Sol) lo que no sería de extrañar.

Los chinos han sido los primeros en descubrir ese mar de agua potable de la  Luna, y no sería un disparate que en fecha no lejana se vendan botellines de agua lunar, traída de ese planeta donde parecía que no había nada de nada y ya se ha descubierto el agua.

Como en el planeta Tierra no cesan de asombrarnos los descubrimientos más sorprendentes como los más recientes de la civilización del antiguo Egipto. Los que sin llegar a la majestuosidad de la tumba de Tutankamón, nos acaban de revelar que en la tumba del faraón Ramsés II (coetáneo de Moises) se han hallado momificados ¡20.000 carneros! Con los que, cabe imaginar, se pretendía alimentar al faraón en la otra vida.

Agua para los astronautas sedientos y alimentos para los faraones muertos. Unos hallazgos que sumados al vertiginoso avance de las tecnologías nos llevan de sorpresa en asombro a sabiendas de que todavía quedan muchas cosas e historias por descubrir y documentar.

Hasta puede que un día de estos descubramos en España que Feijóo es un extraterrestre, Sánchez un pariente lejano de Dar Vader, Yolanda un hada de Avatar y Abascal un descendiente directo de Don Pelayo. Lo que sería muy interesante conocer a ser posible antes que termine en España la inminente campaña electoral.

Sobre el autor de esta publicación

Marcello

Un Jack Russell de pura raza, que cursó estudios de criminología en Oxford, y se licenció "cum laude" en el master de sabuesos de Scotland Yard. En Inglaterra conoció a un bisnieto del perro de Baskerville y en Estados Unidos (donde tiene a dos primos hermanos, Uggie ganador de un Oscar con 'The Artist' y Eddie, el perro del psiquiatra Frasier Crane) trabajó a las órdenes del FBI. De regreso a España se dedicó al periodismo que es profesión mas arriesgada que la lucha contra el crimen internacional, y en esto de Internet lleva casi doce años y sin descansar